Posted on

Madrid, miércoles 22 de marzo de 2017

Comentario de J.L. Cava

La clave es el yen. La debilidad de la relación “dólar/yen” presionó a la baja a las bolsas. Cerró cerca de la zona de soporte 111,35-111,50. Si se perforara ese nivel se acentuarían las presiones bajistas.

El S&P 500 cayo con fuerza y cerró ligeramente por debajo de 2.350.

La pregunta es sencilla: ¿es una simple corrección o el comienzo de algo más grave?

Los gestores de fondos y los inversores particulares han sido pillados con el paso cambiado.

Estaban largos en bancos, dólares y sector de bancos, y cortos en bonos.

Además, los particulares habían alcanzado el nivel más alto de inversión en bolsa. Concretamente, el tercer  nivel más alto de la historia.

Los insiders han estado vendiendo, ¡¡hasta los goldmanista del equipo económico de Trump!!

Estos hechos apuntan a que lo más probable es una fuerte corrección. Ahora bien, debemos fijarnos en el VIX.

A pesar de la caída de ayer de las bolsas, el VIX no superó el nivel 13.

Por lo tanto, sólo consideraré que podemos asistir a una corrección más grave si el VIX cerrase por encima de 13 y el S&P 500 se mantenga por debajo de 2.350 durante dos días seguidos.

A muy corto plazo, creo que lo más probable es que el S&P 500 se dirija a la zona de los 2.300.

El jueves se vuelve a votar el Trumpcare.

Los demócratas empiezan a tener motivos de sobre para iniciar el proceso de destitución de Trump. Lo dijo ayer la demócrata Maxime Waters.

Si el viernes no es aprobado el Trumpcare se enviará una peligrosa señal acerca de la reforma fiscal, el gasto de infraestructuras y la desregulación. Es decir, fallarían los tres motores de lo que se ha denominado por los medios de comunicación como “Trump rally”.

La investigación de la interferencia de Rusia en el proceso electoral estadounidense sigue siendo un motivo de preocupación para Trump.

Corea del Norte ha acelerado su programa nuclear y de misiles. Un aumento de la incertidumbre. Y Trump parece que no tiene plan. Su representante en la ONU ha dicho que quiere utilizar con ellos (que son fuertes) la vía diplomática, la que no quiere utilizar ni con México.

El DAX Xetra experimentó ayer una vuelta en un día. La perforación del 11.900-11.880 abriría el camino hacia la zona de los 11.400.

Nuestro bancos se mostraron fuertes (¿?) y el IBEX aguantó muy bien. Hoy nos vamos a fijar en el 10.134. Si ese nivel fuese perforado, consideraremos como objetivo más probable mínimo el 9.870.

Compartir