Posted on

Madrid, miércoles 4 de mayo de 2016

Comentario de J.L. Cava

Los datos de actividad industrial en China fueron peores que lo esperado, lo que ha aumentado la preocupación por el crecimiento económico global y ha situado a China otra vez en el radar.

Las bolsas estadounidenses abrieron con fuertes descensos y al comienzo de la tarde iniciaron un rebote desde la zona de mínimos.

El “euro/dólar” llegó a hacer un máximo en 1,16 y cerró ligeramente por debajo de 1,15.

La fortaleza del euro daño a las bolsas europeas, que abrieron abrieron con fuertes bajas que continuaron al cierre. Especialmente perjudicado resultó el sector bancario europeo.

El volumen negociado en el NYSE fue algo superior a la media de diez sesiones y las líneas de “avance/descenso” cayeron con fuerza.

El VIX llegó a marcar un máximo en 16,42 pero cerró por debajo de 16.

El sector que lidero los descensos fue el energético.

El S&P 500 abrió con fuerza a la baja y se desvanecieron las posibilidades de que superase el 2.083 y se dirigiera al 2.110. Tras una apertura claramente bajista, hizo un mínimo en 2.053 y desde ese nivel rebotó cerrando en 2.063.

Respetó el soporte de la zona 2.050-2.040 y el VIX cerró por debajo de 16. Por lo tanto, vamos a considerar como escenario más probable que el S&P 500 siga moviendose lateralmente entre esa zona de soporte y la resistencia de los 2.083.

Sólo un cierre del S&P 500 por debajo de 2.040 y el VIX por encima de 16, lo consideraría como una señal bajista.

Es cierto que ayer estuvimos a punto de ver una clara señal de venta pero no se confirmó, así que, en mi opinión, vamos a considerar como escenario más probable más movimiento lateral.

 

El DAX Xetra abrió con fuertes bajadas por la apreciación del euro. Luego se movió lateralmente entre 9.920 y 9.980.

Ahora nos encontramos con que la zona de los 10.100 debería actuar como resistencia ante cualquier rebote. Mientras se mantenga por debajo de 10.100, consideraremos que lo más probable es que siga cayendo.

 

El IBEX abrió a la baja alejándose de la zona de los 9.122 y cerrando en la zona de soporte de los 8.800. Es probable que, tras el fuerte descenso experimentado durante el día de ayer por el Santander y BBVA, se produzca un leve rebote, pero mientras el IBEX se mantenga por debajo de la zona 8.980-8.950, consideraremos que lo más probable es que siga cayendo.

 

Banner-NEW-01

Compartir