Madrid, jueves 23 de octubre de 2014

Comentario de J.L. Cava

La caída del precio del petróleo presiona a la baja a las bolsas estadounidenses. La preocupación los ataques terroristas en Canadá también presionó a la baja a las bolsas.

Tras el tramo al alza desplegado desde el miércoles de la semana pasada y que llevó al S&P 500 desde los 1.820 hasta los máximos de ayer,1.950, es normal que se produzca un retroceso. 

Creemos que el índice inició ayer un movimiento correctivo que probablemente lo llevará a la zona de los 1.900-1.905. Mientras se mantenga por encima de 1.900, mantendremos una predisposición alcista a muy corto plazo. Ahora bien, si perforase ese nivel, se acentuarían las presiones bajistas.

Creemos que la tendencia intermedia alcista se ha visto dañada y vamos a considerar como escenario más probable que el S&P 500 ha iniciado un gran movimiento lateral.