Posted on

Madrid, viernes 27 de mayo de 2016

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 se movió lateralmente entre 2.084 y 2.094 durante la sesión de ayer. El volumen negociado fue bajísimo, en torno al 50% de la media de 10 sesiones. Algo similar a lo que sucedió en la sesión del miércoles

Si tenemos en cuenta que ayer el S&P 500 se limitó a moverse lateralmente dentro de un estrecho rango a pesar de la fuerte subida de los días anteriores  y del elevado nivel de los indicadores de momento de corto plazo, debemos  considerar como escenario más probable que el S&P 500 se limitó a digerir las subidas del martes y el miércoles, y que a continuación debería dirigirse a la zona de máximos, 2.130.

Es cierto que el volumen negociado el miércoles y el jueves fue bajo y que la cotización de los bonos no ha experimentado un retroceso, pero, a pesar de ello, creo que debemos considerar como escenario más probable que el S&P 500 siga subiendo a la vista de la pauta que está desplegando, eso sí con bastantes paradas y movimientos laterales. Y creo que puede subir a corto plazo, durante los próximos dos o tres días, porque los indicadores de momento no presentan lecturas extremas.

En tanto en cuanto el S&P 500 se mantenga por encima de 2.070, creo que debemos mantener una predisposición alcista.

Es probable que esta falta de actividad se deba a que los inversores estén esperando a conocer las contestaciones de Yellen a las preguntas que le formulen en su visita a Harvard, prevista para el viernes por la tarde (en los EE.UU.). ¡Enhorabuena por el premio!

Yo creo que Yellen no va a subir los tipos en junio. Sin embargo, mucha gente en el mercado piensa lo contrario. Por lo tanto, si Yellen dijera (o lo diera a entender) que no va a subir los tipos en junio, lógicamente las bolsas reaccionarían con alzas.

Según la cotización de los futuros sobre fondos federales, la probabilidad de que el FED suba los tipos en junio es tan solo del 26%.

El DAX cerró con alzas a pesar de la fuerte subida del miércoles. Vamos a considerar como escenario más probable que intente dirigirse a la zona de os 10.400.

A muy corto plazo, nos vamos a fijar en el 10.200, su perforación nos avisaría del inicio de una fase corretiva de la subida iniciada el pasado martes. En el caso de perforación del 10.200 el primer objetivo sería la ona 10.080.

La ampliación del Popular perjudicó al resto de bancos españoles y, por lo tanto, al IBEX. El IBEX respetó ayer el nivel 9.000. Mientras se mantenga por encima del 8.950 consideraremos que su tendencia a corto plazo sigue siendo alcista con un objetivo próximo a los 9.400.

 

 

 

 

Compartir