Posted on

Madrid, martes 29 de marzo de 2016

Comentario de J.L. Cava

¿Cómo podemos anticipar cuando Yellen subirá los tipos?

Todo el mundo se está fijando en el comportamiento del dólar.

En el mercado se cree que lo que mejor le vendría a Yellen es que sus voceros empezaran a hablar de subir los tipos en junio y que, a pesar de ello, el dólar no se apreciara con fuerza. En tal caso, el FED subiría los tipos en junio de este año.

Ahora bien, si, tras esos comentarios, el dólar se apreciara con fuerza, generando tensiones con el yuán y el euro, muy probablemente Yellen no se atrevería a subir los tipos de interés.

Será en abril cuando veamos las verdaderas intenciones de Yellen (su mayor o menor agresividad en el proceso de subida de tipos).

Si finalmente fuera a subirlos en junio, muy probablemente ya lo anticipará en su intervención prevista para el mes de abril. Eso sí, siempre dirá que la subida de tipos será muy gradual para que las bolsas no se lo tomen a mal y tratando de frenar la apreciación del dólar y la depreciación del yuán por la salida de divisas desde China.

Si nos fijamos en el gráfico del Index Dólar, podemos ver con claridad que, tras la fuerte subida experimentada desde mayo de 2014 hasta marzo de 2015 y que lo llevó a la zona de 100, se ha limitado a moverse lateralmente.

Nos encontramos con que lo más probable es que aquellos que compraron dólares huyendo de China siguen largos en dólares.

Este comportamiento hace muy probable que el Index Dólar termine por superar el nivel 100 y despliegue un nuevo tramo que lo lleve a la zona de los 120. Obviamente, el primer aviso del desarrollo de este nuevo tramo al alza lo tendríamos con la superación de los máximos de mayo de 2015.

Gráfico mensual del Index Dólar

dax_sentiment_20121002_584_210

 

El escenario que presenta el sector bancario europeo es deprimente

Tal y como podemos ver en el gráfico que he recogido a continuación, no ha sido capaz de recuperar tan siquiera el 38,2% del tramo a la baja experimentado desde los máximos de 2006.

Esa debilidad sigue presente en la actualidad en el sector: el rebote experimentado desde los mínimos de 2016 ha sido pírrico.

La recuperación ha sido mínima después del esfuerzo realizado por el BCE y por los gobiernos de los países de la zona euro.

Es probable que además de los problemas de elevados recursos propios y de los derivados de la crisis europea, los bancos europeos tengan que hacer frente otros aún más graves, como la revolución tecnológica y la fuerte competencia a la que se enfrentan.

Puesto que no están siendo rentables, ni son capaces de crear valor para sus accionistas, lo más probable es que sus cotizaciones sigan cayendo. Y por ello, es uno de los sectores a evitar por todos los medios.

Gráfico mensual del MI Lyxor ETF Eurostoxx Banks 

dax_sentiment_

Echemos ahora un vistazo al sector financiero estadounidense. Indudablemente se muestra mucho más fuerte que el europeo.

Los bancos estadounidenses no están muy afectados por los créditos que concedieron a las empresas del sector de la energía y sus ratios de recursos propios son elevados.

Ahora bien, a pesar de ello y de que las perspectivas de que el FED suba los tipos de interés les favorece, el ETF del sector no ha conseguido liderar las subidas del S&P 500. Probablemente se deba a que a los bancos les cuesta mucho trabajo ser rentables en el entorno actual. Es probable que no sean muy eficientes, justo ahora que la competencia les acecha por varios frentes, especialmente en el tecnológico.

Aunque lo más probable es que las cotizaciones de los bancos suban a corto plazo tras cada anuncio de subida de tipos por parte del FED, la pregunta es ¿cuánto deberían subir los tipos para que la cotización de los bancos subiera con fuerza?

No lo sé, pero deberían subirlos mucho para que consiguieran incrementar notablemente sus beneficios.

Y por lo visto, tan sólo el FED podrá subirlos dos veces en este año, puesto que la recuperación económica de los EE.UU. está perdiendo fuelle, incluso a pesar del dividendo de la energía.

Tal y como podemos ver en el gráfico mensual del ETF, la subida experimentada desde los mínimos del año 2009 hasta los máximos de 2015, se ha limitado a retroceder el 61,8% exacto del tramo a la baja previo.

A más corto plazo, la zona de los 23 ha frenado la recuperación y cuando ha llegado a sus cercanías se ha girado a la baja con decisión. Es un claro signo de debilidad. Por lo tanto, en mi opinión, este sector, aunque más fuerte que el europeo, también debería ser evitado.

Gráfico mensual del ETF del sector financiero estadounidense (XLF)

alargamiento3

El volumen negociado durante la sesión de ayer fue muy bajo. Por lo tanto, resulta difícil sacar conclusiones con los datos de la sesión de ayer. No obstante, es obvio que, a pesar del elevado grado de “sobrecompra” que presentan los indicadores de momento, el S&P 500 se resiste a caer.

En torno a los 2.060 se ha formado una resistencia.

La estructura del precio de los futuros sobre el VIX se ha aplanado, lo que me hace pensar que lo más probable es que el S&P 500 retroceda. La perforación del 2.020 haría más probable este retroceso.

Gráfico diario del S&P 500 Contado

dax_sentiment_20121010_584_210

La debilidad del sector bancario europeo lastra obviamente a nuestro IBEX.

Tal y como podemos ver en el gráfico del IBEX que recogemos a continuación, sigue su camino hacia el soporte de la zona 8.700.

El retroceso canaliza muy bien, parece que se trata de un retroceso muy controlado. Y liderado por los bancos.

Mientras el IBEX se mantenga por encima de la zona de los 8.700 mantendremos una predisposición alcista. Ahora bien, la perforación del 8.700 sería un claro signo de debilidad.

Gráfico horario del IBEX 35

1211121

El DAX sigue atrapado en un movimiento lateral por debajo de la resistencia de la zona 10.100. El jueves terminó ligeramente por encima de la recta directriz alcista, que pasa por la zona 9.800. Esta zona de soporte se extiende hasta los 9.740.

Mientras el DAX se mantenga por encima de la zona comprendida entre 9.800-9.740, mantendremos una predisposición alcista.

Ahora bien, la perforación del 9.740 abriría el camino hacia el siguiente soporte situado en la zona de los 9.500

Gráfico horario del DAX Xetra

1111126

Banner-NEW-01

Compartir