Posted on

Madrid, viernes 24 de febrero de 2017

Comentario de J.L. Cava

Durante la sesión de ayer vimos una oleada vendedora que llevó al S&P 500 a la zona de los 2.355, pero se recuperó rápidamente.

A pesar de ese movimiento no se ha producido un daño en los indicadores de momento.

Por lo tanto, debemos concluir que la tendencia alcista sigue intacta. Si bien, es preciso tener en cuenta que cuando se inicie una corrección muy probablemente será violenta y esperemos de corta duración.

En nuestro comentario de ayer dijimos que mientras se mantuviera el S&P 500 por encima de 2.350 mantendríamos una predisposición alcista. La perforación del 2.345 nos avisaría del probable inicio de una realización de beneficios.

Eso sí, se nota una cierta cautela a estos niveles. Tras las declaraciones de Steven Mnuchin, los participantes en el mercado creyeron que el plan de estímulo fiscal finalmente se aprobará pero se retrasará un poco.

El DAX hizo un mínimo en 11.928 durante la sesión de ayer. Pues bien, si durante la sesión de hoy perforase el 11.925 muy probablemente se acentuarían las presiones bajistas con un primer objetivo en la zona de los 11.800.

El IBEX se mostró más débil que el DAX. Rebotó en el 9.434.  El soporte significativo lo establecimos en el 9.400. La pérdida de ese nivel probablemente aceleraría las ventas.

Posted on

Madrid, jueves 23 de febrero de 2017

Comentario de J.L. Cava

Al FED no le urge subir los tipos.

Many participants expressed the view that it might be appropriate to raise the federal funds rate again fairly soon if incoming information on the labor market and inflation was in line with or stronger than their current expectations or if the risks of overshooting the committee’s maximum-employment and inflation objectives increased,” según consta en las actas del FED publicadas ayer y que corresponden a la reunión de dos días que finalizó el 1 de febrero de 2007.

La verdad es que las actas no aportan nada nuevo ni definitivo. Ha sido algo decepcionante, porque no han ofrecido ninguna pista mediante clara acerca de cuando van a subir los tipos.

El dólar reaccionó con descensos. Y la rentabilidad de los bonos, ligeramente a la baja.

El mercado de futuros sobre fondos federales otorga una probabilidad del 18% a la posibilidad de que el FED suba los tipos en marzo, y un 50% a que lo hará en mayo. Es improbable que el FED suba los tipos en marzo, pero puede verse influida la decisión por los datos de empleo de febrero.

En las actas consta que los miembros del FOMC consideran que “the recent increase in equity prices might in part reflect investors’ anticipation of a boost to earnings from a cut in corporate taxes or more expansionary fiscal policy, which might not materialize.

La incertidumbre política hace que el FED sea cauto a la hora de anticipar la política fiscal de Trump.

Los mercados deberán reconsiderar la posibilidad de que Trump cumpla con los recortes de impuestos y gastos en infraestructuras prometidos. Ahora bien, es preciso tener en cuenta que han subido fundamentalmente por el torrente de liquidez procedente de China.

No obstante, los elevados PER´s a los que está cotizando el S&P 500 son un claro motivo de preocupación. El S&P 500 cotiza con un PER de 21,7 y si tenemos en cuenta los beneficios esperados en 2017 está cotizando a 19,4, según FacSet.

En relación con el S&P 500, no hay ninguna novedad respecto de lo que dije ayer. Mientras se mantenga por encima de 2.350, predisposición alcista.

 

Posted on

Madrid, miércoles del 22 de febrero de 2017

Comentario de J.L. Cava

La fiesta continúa.

Nueva subida con volumen relativamente bajo. Y las líneas de “avance/descenso” cerraron con ligeras subidas.

El S&P 500 consigue un nuevo máximo, con el NASDAQ 100 alcanzando niveles de “sobrecompra” similares a los del año 2000.

Hoy nos vamos a fijar en el 2.350. Mientras el S&P 500 se mantenga por encima, seguiremos siendo alcistas.

El VIX cerró al alza a pesar de que el S&P 500 consiguió un nuevo máximo. Honestamente no sé lo que significa, imagino que al ver que la cobertura sale tan barata hay gente que compra opciones de venta. Lo importante es que el VIX siga bajo.

Este movimiento al alza de las bolsas terminará cuando termine, y no debemos anticiparnos. Así que mantendremos una predisposición alcista hasta que haya síntomas de agotamiento.

El nivel de efecto de los “hedge funds” se encuentra en niveles históricamente bajos. Si en este entorno se produjera una oleada vendedora, los “hedge funds” no tienen dinero para comprar.

En el año 2007 se produjo una situación similar y a los 4 meses se produjo el desplome de los mercados.

Ahora bien, a pesar de esto, mientras el S&P 500 siga subiendo, debemos considerar que la tendencia al alza continúa.

 

 

Posted on

Madrid, lunes 20 de febrero de 2017

Un libro muy bueno sobre el ADX

Antes de nada quería felicitar a D. Antonio Carcelén por la publicación de un magnifico libro sobre el ADX.

Antonio Carcelén es un veterano a quien respeto enormemente, y desde siempre ha sido la persona que se ha encargado no sólo de mantener actualizadas las bases de datos históricas con las que trabajo, sino que además es la persona a la que le encargo la elaboración de las fórmulas para hacer buceos en Metastock.

Pues bien, este magnifico profesional , y mejor persona, ha estado  trabajando en un libro sobre el ADX, uno de mis indicadores favoritos.

Les recomiendo que visiten la web de pre-lanzamiento de dicho libro, porque presenta una oferta de lanzamiento ventajosa.

www.acdxpedia.com

 

Comentario de J.L. Cava

El porcentaje de bajistas es el más bajo desde 1987, según la encuesta de Investors Intelligence.

El número de valores por encima de las medias de 50 y 200 confirman ese optimismo extremo.

Los empresarios estadounidenses también están muy optimistas.

No debemos olvidar que un mercado puede presentar un comportamiento irracional durante más tiempo que el que nosotros podemos mantener una posición corta.

El que manda es el precio. Recuerden la película la “Gran Apuesta”.

El S&P 500 rebotó el viernes al llegar al soporte de los 2.338.

En mi comentario del pasado viernes dije que deberíamos fijarnos en el 2.328 porque, de ser perforado, muy probablemente provocaría una oleada de ventas.

Esto resulta más probable si tenemos en cuenta que una parte significativa de la subida de las dos últimas semanas se ha visto favorecida por la cancelación de posiciones cortas de un fondo de inversión que estaba probablemente pillado con posiciones largas (por estrategias de mariposas en opciones con vencimiento febrero). Este fondo ya la lío en el 2007.

Es cierto, como dicen algunos expertos y también el propio director del fondo, que es exagerado hacerle responsable al fondo en exclusiva de la subida.

Es preciso tener también en cuenta que probablemente habrá más fondos que llevaban la misma estrategia que también habrán sido pillados, y se estarán viendo obligados a cubrir las posiciones cortas  compra de opciones sobre el futuro del S&P 500).

Ahora bien, en un entorno con poco volumen de negociación y con un nivel de optimismo extremo es indudable que este fondo cuando menos ha inducido compras de inversores en pánico comprador, mientras los que estaban vendiendo eran los “insiders”.

El DAX rebotó el viernes al llegar al 11.690. La zona comprendida entre 11.690 y 11.660 es una zona de soporte significativa. Mientras el DAX se mantenga por encima, mantendremos una predisposición alcista.

El IBEX rebotó en torno al 9.434. La zona que va desde 9.434 hasta 9.400 es una zona de soporte significativo. Mientras el IBEX se mantenga por encima de 9.400, predisposición alcista.

 

Posted on

Madrid, viernes 17 de febrero de 2017

Comentario de J.L. Cava

En el mercado corrió el rumor de que un hedge fund había terminado de cubrir sus posiciones cortas en opciones con vencimiento febrero sobre el S&P 500. Este fondo había estado comprando de forma frenética opciones call sobre el futuro del S&P 500 para cubrir sus posiciones cortas durante los días pasados, y ya probablemente ha cubierto su posición con la compra de opciones de vencimiento febrero. Por eso se ha incrementado el volumen medio de negociación en ese tipo de opciones durante los primeros días de esta semana.

Este mismo fondo ya vivió una situación similar en el 2007.

Es probable que 150 puntos de la subida del S&P 500 se hayan debido a esta operación de cobertura mediante la compra de opciones de futuros sobre el S&P 500. Es decir, la subida del S&P 500 NO se ha debido al denominado por los medios de comunicación “Trump rally”, sino a una frenética cancelación de cortos por parte de un fondo que había abierto una gran cantidad de posiciones cortas porque la volatilidad era muy baja (gamma). NO entraba dinero fresco a la bolsa, realmente no respondía a expectativas de fuerte crecimiento económico.

Al no ser dinero nuevo, sino el procedente de la “pillada” del fondo los “insiders” aprovecharon para vender.

Y si ahora nos encontramos con que el fondo ya ha cubierto sus posiciones cortas, ¿de dónde saldrá el dinero ahora?

Puede haber un accidente.

Aunque en las primeras horas de negociación de la sesión de ayer se registró una presión vendedora por el rumor, sien embargo el S&P rebotó al llegar al 2.338.

Aquí el que manda es el precio.

El volumen negociado durante la sesión de ayer fue ligeramente superior a la media de 10 sesiones.

El S&P 500 no perforó ayer ningún soporte significativo. Por lo tanto, debemos seguir manteniendo una predisposición alcista.

Hoy vamos a subir el nivel de soporte significativo en torno a 2.328. Su perforación sería un signo de debilidad.

Sólo en el caso de la rotura de ese soporte o de la superación del nivel 14,5 del VIX, nos avisaría del inicio de una corrección. Mientras el VIX no supere esa resistencia y el S&P 500 perfore el soporte debemos mantener una predisposición alcista.

Ahora bien, es indudable que, al menos, el elevado nivel de complacencia limita la subida del S&P 500, y aumenta la probabilidad de que se produzca una corrección. El mercado es muy vulnerable y puede experimentar una corrección en cualquier momento.

Hoy expiran los contratos de futuros y opciones, lo que puede dificultar que emerjan las verdadera fuerzas del mercado durante la sesión de mañana.

Según FedWatch del CME Group, el mercado atribuye una probabilidad del 22% a una subida de tipos en marzo.

El IBEX rebotó en el 9.523 durante la sesión de ayer. Hoy nos vamos a fijar en el 9.510. Su perforación sería un signo de debilidad, pero mientras se mantenga por encima nuestra predisposición debería seguir siendo alcista.

La zona del 11.725 volvió a funcionar ayer como soporte en el DAX.

Su perforación sería un signo de debilidad y acentuaría las presiones bajistas.

Posted on

Madrid, jueves 16 de febrero de 2017

Comentario de J.L. Cava

No hay novedades. El S&P 500 volvió a subir durante la sesión de ayer y todos los analistas ya ven en el 2.400 el siguiente objetivo.

El sector farmacéutico recibió compras de varios “hedge funds”. Era un sector que estaba retrasado.

En mi opinión, esta subida se debe a la cancelación de cortos por el bajo volumen negociado. Y es probable que hoy esos cortos atrajeran algo de dinero que ha presionado al alza a los índices durante la sesión de ayer. El volumen negociado durante la sesión de ayer fue ligeramente superior a la media de 1o sesiones.

Las líneas de “avance/descenso” subieron ligeramente.

Hoy tomaremos como referencia el 2.300. La pérdida de ese nivel nos avisaría del desarrollo de un tramo a la baja.

El IPC de los EE.UU. subió un 0,6 por ciento, más de lo esperado en enero, la mayor subida mensual desde febrero de 2013. En los 12 meses que concluyeron en enero, el IPC aumentó 2,5 por ciento. El aumento de la inflación en China influyó en los niveles de inflación de los EE.UU. y de Europa, además de la subida del precio del petróleo.

Este hecho aumentó la probabilidad de una subida de tipos en marzo.

Me llamó la atención que durante la sesión de ayer subiera el S&P 500 y el VIX. Esto significa que los inversores, a pesar de la subida, quieren protegerse. Por lo tanto, por la Teoría de la Opinión Contraria, deberíamos considerar que este hecho favorece un nuevo tramo al alza a corto plazo.

Por lo tanto, debemos seguir manteniendo una predisposición alcista a corto plazo.

No debemos infravalorar la historia de Trump con Rusia, podría terminar siendo un escándalo mayor que el “watergate”. Probablemente solicitarán una investigación independiente.

El IBEX llegó al 9.612, apoyado fundamentalmente por la subida de los bancos. Y, al llegar a ese nivel, se giró a la baja, moviéndose lateralmente entre 9.612 y 9.514.

Tomaremos como primer soporte significativo el 9.400. Mientras se mantenga por encima, seguiremos alcistas. Ahora bien, de ser perforado, abriría el camino hacia el 9.200.

El DAX no pudo superar los máximos del pasado 26 de enero.

Hoy tomaremos como referencia el 11.700. Mientras se mantenga por encima de ese nivel, adoptaremos una predisposición alcista a corto plazo.

Posted on

Madrid, miércoles 15 de febrero de 2017

Comentario de J.L. Cava

Todo sigue igual. El S&P 500 sigue al alza a la espera de la expiración este viernes de los contratos de futuros y opciones.

Ayer fue el sector bancario el que lideró las subidas sustituyendo al tecnológico.

El S&P 500 hizo un máximo en 2.336.

Ahora nos vamos a fijar en el 2.316 como primer soporte. Mientras que se mantenga por encima, seguiremos manteniendo una predisposición alcista, aunque esto nos parezca una locura.

Estamos asistiendo a subidas continuas con volúmenes relativamente bajos.

Yellen nos dijo que la situación de la economía de los EE.UU. justifica un aumento de tipos de interés, salvo que algo cambie. En mi opinión, salvo el tono, la verdad es que no dijo nada nuevo. El mercado espera dos subidas de tipos, la primera en junio. Y asigna una probabilidad del 23% a una subida en marzo, cuando antes de la intervención de Yellen se encontraba en el 16%

La rentabilidad de las notas a 10 años subió pero no superó ningún nivel significativo y a medida que evolucionaba la sesión se alejó de los máximos del día. Por lo tanto, sigue atrapada en un movimiento lateral.

Cuando le presionaron a Yellen para que dijera cuando el FED podría subir los tipos dijo:”I can’t tell you exactly which meeting it would be. I would say every meeting would be live.” Y añadió: “It’s our expectation that rate increases this year would be appropriate.”

Ahora bien, lo que no nos dijo es cómo se va a financiar el déficit en el caso de que Trump y su equipo de “goldmanitas” decidan reducir los ingresos y aumentar el gasto.

Trump se muestra muy duro con México pero con China no se atreve. Y menos con Rusia, que hasta ha desplegado un misil secreto que viola el tratado suscrito con los EE.UU. Otro reto para Trump.

Trump tampoco puede con Corea del Norte. Los videos subidos en la red en los que se ve a Trump y al primer ministro japonés en el jardines del hotel leyendo documentos a la luz del móvil, tratando de alcanzar un acuerdo para contestar a Corea del Norte, fueron espectaculares. Otro reto para Trump.

Todo eso sin contar el revuelo que existe en la Casa Blanca con la forzada dimisión de Flynn.

Estos hechos pueden retrasar los programas de estímulo fiscal porque da la sensación de que Trump no es capaz de emprender tareas de envergadura. Da la sensación de que no está rodeado por gente competente.

Hasta los republicanos dudan ahora de la derogación del Obamacare. No saben sustituirlo por otro plan más barato porque no van a dejar a más de 20 millones de personas sin seguro médico. Obviamente la decisión que se tome tendrá implicaciones fiscales significativas.

En cuanto a la reforma de los impuestos, los republicanos están tratando de compensar la caída de la recaudación que se produciría en el caso de recortar los tipos nominales de los impuestos sobre la renta y sociedades. Y además, algunos republicanos consideran que lo primero sería aprobar la subida de los aranceles a las importaciones.

Este impuesto ha llevado a la Casa Blanca a algunos representantes de minoristas solicitando que no se incrementen los aranceles porque incrementaría la inflación y reduciría los ingresos de estas compañías.

Es probable que los republicanos traten de aprobar las reformas antes de fin de año para así no perjudicar el proceso electoral de 2018. Ahora bien, por el momento, van un poco retrasados para intentan conseguir ese objetivo.

Con todas esta incertidumbre, las bolsas y la confianza de los inversores se dispara al alza.

Ha llegado el momento de pasar de las palabras a los hechos.

 

 

 

Posted on

Madrid, lunes 13 de febrero de 2017

Comentario de J.L. Cava

La confianza está instaurada entre los consumidores, empresarios e inversores. Los inversores están eufóricos.

La verdad es que me siento incómodo con tanta complacencia.

No sólo alcanza a las bolsas estadounidenses, sino a las divisas, los bonos y las bolsas de los mercados emergentes.

Esta complacencia coincide en un máximo de incertidumbre política.

Desconocemos los detalles de la política fiscal de Trump y de su equipo de “goldmanitas”, desconocemos cuando la hará pública en su integridad (probablemente en junio), no sabemos que programa aprobará finalmente el Congreso de los EE.UU., desconocemos la influencia en los presupuestos del Estado de la reforma o el desmantelamiento del Obamacare, desconocemos también cuando se notarán los primeros efectos de la política fiscal (probablemente no antes de febrero de 2018), desconocemos en qué nivel se fijarán los tipos de cambio del yen, del yuan y del euro frente al dólar. Tampoco conocemos la legislación financiera que sustituirá a la que deroguen.

Mientras tanto hemos visto que los ingresos fiscales obtenidos por los EE.UU. de los impuestos sobre la renta de las personas físicas y sociedades en el ejercicio 2016 han caído ligeramente respecto del año anterior. Y aún así, el equipo de”goldmanitas” quiere rebajar agresivamente el tipo de gravamen del Impuesto sobre Sociedades, sin explicar de donde obtendrán los ingresos perdidos.

Pues bien, con semejantes incertidumbres, el S&P 500 sube sin parar y la volatilidad no para de caer (está en mínimos de 2007).

Para justificar estas subidas se nos dice que la subida se debe a las expectativas generadas por Trump. En mi opinión, eso no tiene sentido.

La subida de las bolsas se debe más al impulso fiscal de la economía de China que se produjo en el primer trimestre de 2016 y que continúa, aunque parece que se está perdiendo fuerza. Por ello, es probable que las bolsas sigan presentando una tendencia intermedia alcista por lo menos hasta la reunión del Partido Comunista chino a finales de este año, y en la se procederá a la reelección de cargos.

Aprecio ciertos detalles que apuntan a que la economía de los EE.UU. puede estar menos fuerte de lo que estamos considerando, se están acumulando los coches no vendidos, aumentando los inventarios de gasolina, la recaudación por impuestos sobre la renta ha retrocedido, etc.

Ahora bien, por lo que hace referencia al S&P 500 sigue fuerte apoyándose en los valores de gran capitalización, en la publicación de los resultados y en una baja correlación entre sus valores. Está más fuerte que el DAX Xetra.

La última subida se ha producido con un volumen relativamente escaso, y con un cierto retraso de las líneas de “avance/descenso”.

Es cierto que los indicadores de momento, el VIX y la amplitud están extraordinariamente “sobrecomprados”, pero no generan señal de venta.

Por lo tanto, mientras el S&P 500 se mantenga por encima de 2.280, mantendremos una predisposición alcista.

Esta semana expiran los contratos de futuros y opciones por lo que la subida se podría prolongar a ritmo lento hasta el jueves.

Posted on

Madrid, viernes 10 de febrero de 2017

Comentario de J.L. Cava

Ayer volvimos a tener una nueva dosis de lo mismo. Ya van 82 días sin que el S&P 500 haya retrocedido un 1%.

Los niveles de “sobrecompra” siguen siendo elevadísimos, por lo que cualquier excusa podría desencadenar una oleada vendedora. Ahora bien, mientras respete los soportes, mantendremos una predisposición alcista.

Debemos ser conscientes de que el S&P 500 está caro. Y todo el mundo sin saber el programa fiscal de Trump ya han descontado el mejor de los escenarios. No tiene sentido decir, como hace la CNBC, que la subida de ayer está justificada por el anuncio de recorte de impuestos.

Ya ha llegado el momento de conocer los detalles del tan cacareado programa salvador de Trump.

Sólo cuando conozcamos con todo detalle el programa fiscal podremos sacar un conclusiones y tratar de estimar lo que de él ya ha descontado el mercado.

Probablemente no conoceremos el programa fiscal finalmente aprobado por el Congreso antes de agosto. Y sin conocer el programa fiscal en detalle, ¿el FED se atreverá a subir los tipos en junio? Yo creo que no es prudente subir los tipos cuando hay ciertas debilidades en la evolución de la economía de los EE.UU.

El S&P 500 hizo un nuevo máximo pero el volumen volvió a estar por debajo de la media de 10 sesiones, estuvo en torno al 90% de la media de 10 días.

El S&P 500 sigue dentro de un entorno contractivo con ligera pendiente positiva.

Ni el Russell 2000 ni el sector bancario superaron los máximos previos y siguen dentro del movimiento lateral iniciado el pasado 15 de diciembre. Tampoco los supero Goldman. Sin perjuicio de ello, fueron los motores, junto con biotecnología, que impulsaron ayer al S&P 500 al alza.

Mientras el VIX se mantenga por debajo de 14, predisposición alcista en las bolsas.

Hoy nos vamos a fijar en el 2.289. Mientras el S&P 500 se mantenga por encima seguiremos con una predisposición alcista.

Ya es una costumbre empezar la semana bajando y cerrar la semana al alza.

El IBEX superó el 9.389 y ahora la siguiente resistencia se encuentra en torno a los máximos del pasado 3 de febrero, 9.481.

El fuerte giro al alza experimentado durante la sesión de ayer hace muy probable que la resistencia de los 9.481 sea superada y que el IBEX se dirija al 9.600, zona de máximos previa.

Por lo tanto, tras el movimiento de ayer, vamos a mantener una predisposición alcista en tanto en cuanto el IBEX se mantenga por encima de 9.410.

La figura desplegada por el DAX es muy parecida a la del IBEX.

La primera zona de resistencia del DAX se extiende desde 11.680 hasta el 11.730. Es probable que el DAX intente llegar a esa zona.

 

Posted on

Madrid, jueves 9 de febrero de 2017

Comentario de J.L. Cava

Otro día igual. El S&P 500 está buscando un sentido.

La caída del sector financiero ha sido compensada con la subida de las “utilities” y de los bienes de primera necesidad.

El S&P 500 sigue atrapado en este eterno movimiento lateral. Los sectores no son capaces de moverse todos en el mismo sentido.

Los valores financieros y los valores de pequeña capitalización fueron los más débiles, precisamente aquellos que poseen masivamente los gestores de fondos estadounidenses.

El S&P 500 rebotó al llegar al 2.285, justo cuando la cotización del “crude oil” rebotó, recuperándose de una pérdida del 1% y cerrando con una ganancia del 0,5%, a 52$.

Creo que el 2.285 es la zona de soporte significativa del S&P 500 a corto plazo. Por lo tanto, si es perforada sería una señal de desarrollo de un tramo a la baja con objetivo los 2.260, donde se encuentra el siguiente soporte.

La rentabilidad de las notas a 10 años marcó un mínimo de las últimas tres semanas. El bono americano y el bono alemán actuaron como valores refugio ante la incertidumbre en Europa y la apertura a la baja de Wall Street.

La volatilidad implícita del “euro/dólar” subió con fuerza durante la sesión de ayer por las elecciones francesas.

El DAX volvió a rebotar al llegar al 11.475. Y ha dibujado una serie de máximos decrecientes. Por eso vamos a fijarnos en el 11.600, mientras se mantenga por debajo de ese nivel consideraremos que el riesgo de terminar perforando el soporte de los 11.475 será alto. En caso de perforarlo, el objetivo sería la zona del 11.300.

El IBEX perforó en el “intradía” el soporte de los 9.275, pero consiguió cerrar por encima. Tomaremos como primera resistencia la zona de los 9.400, mientras se mantenga por debajo consideraremos como escenario más probable la perforación del 9.275.