Publicado el

Madrid, miércoles 20 de junio de 2018

Comentario de J.L. Cava

A pesar del retroceso de ayer, debemos considerar que el S&P 500 se encuentra en un movimiento lateral dentro de una tendencia alcista.

Es cierto que existe una total confianza entre los inversores en que las bolsas estaodunidenses seguirán subiendo, hecho que limita la subida.

Por ese motivo, es probable que el S&P 500 se mueva de forma lateral.

Esta semana se produce la expiración de los contratos de futuros y opciones, lo que puede provocar estos aumentos de volatilidad.

El S&P 500 retrocedió ayer hasta la zona del 2.740 y desde ese nivel rebotó.

Ahora vamos a considerar que el soporte de la zona 2.760-2.770 funcione como resistencia. Por lo tanto, mientras el S&P 500 se mantenga por debajo de 2.770 vamos a considerar como esceneario más probable que vuelva a la zona de 2.740 y pruebe la fortaleza del soporte.

Las bolsas europeasestán más débiles pero los soporte significativos están funcionando.

Tras una apertura fuerte a la baja en la sesión de ayer, el DAX hizo un mínimo en 12.594 y rebotó.

Hoy nos vamos a fijar en el 12.780, antiguo soporte. Mientras se mantenga el precio por debajo de 12.780, consideraremos que lo más probable es que el DAX vuelva a la zona de los 12.600.

El IBEX rebotó con fuerza en el 9.600. El 9.900 debería ser la zona de resistencia. Movimiento “lateral-bajista”.

 

 

 

Compartir