Publicado el

Madrid, lunes 2 de julio de 2018

Comentario de J.L. Cava

La rentabilidad de los bonos y las notas del Tesoro de los EE.UU. ha entrado en una fase correctiva y es probable que siga cayendo a corto plazo.

Esa tendencia se ve reforzada si tenemos en cuenta que los “hedge funds” están mayoritariamente cortos en notas y bonos del Tesoro de los EE.UU.

El fin del mes, trimestre y semestre provocó un rebote pero los índices no pudieron ni acercarse a las primeras zonas de resistencia significativas.

El S&P 500 intentó cubrir el hueco a la baja que dejó en la zona 2.750-2.700 pero no ha podido. Mientras se mantenga por debajo de esta zona, consideraremos  como escenario más probable un retroceso a la zona de soporte de los 2.675.

El NASDAQ 100 ni tan siquiera pudo acercarse a la parte inferior del hueco a la baja que dejó el pasado 25 de junio en torno a los 7.150. Es un signo de debilidad, y vamos a considerar como escenario más probable que se dirija al soporte de los 6.950.

La tendencia del “euro/dólar” es claramente bajista.

Es más, esta debilidad es la que me hace pensar que lo más probable es que el FED deba concluir su proceso de subida de tipos antes de lo que habían planeado. El G-4 está tocado.

El DAX no pudo con el 12.450 y se giró a la baja. Por lo tanto, vamos a considerar como objetivo más probable que se encamine a la zona de los 12.000. En el momento en que escribimos este comentario está cayendo un 1,27%.

La desaceleración del ritmo de crecimiento de la economía alemana es una gran preocupación de los empresarios. La guerra arancelaria va en serio y Alemania resulta claramente perjudicada.

El IBEX en el momento en que escribo este comentario está cayendo un 1,63%. Ha abierto con hueco a la baja y ha perforado el soporte de los 9.500, aunque no era fuerte.

Vamos a considerar, ante tanta debilidad, que el movimiento a la baja continúe hasta la zona de los 9.350-9.300, zona de soporte significativa.

 

Compartir