Publicado el

Madrid, jueves 28 de junio de 2018

Comentario de J.L. Cava

China se desangra.

El yuán no para de caer. Y en plena guerra arancelaria, Trump no acusa a las autoridades chinas de manipulación del cambio porque sabe que la economía china se está desacelerando.

La debilidad del yuán favorece la apreciación del dólar frente al resto de divisas asiáticas y encarece el precio del petróleo.

La debilidad de la economía china reducirá las compras a EEUU y a Alemania.

Si a esto le añadimos la guerra arancelaria, resulta muy probable que el ritmo de crecimiento de la economía del mundo se frene aún más.

El “euro/dólar” sigue bajista a corto plazo.

El S&P 500 cerró ayer justo en la zona de soporte más significativa a corto plazo, el 2.700.

Ahora bien, lo más llamativo fue el brusco descenso de los valores de pequeña y mediana capitalización, el S&P 600 se dejó cerca del 1,5%.

Y los valores conocidos como FAANG volvieron a experimentar un fuerte retroceso. Los FAANG han hecho techo. Estos valores lideraron la subida del S&P 500 cuando las bolsas del resto del mundo estaban cayendo. Si ahora estos valores inician una gran fase correctiva, lo más probable es que provoquen un fuerte descenso del S&P 500.

El índice de los FAANG no ha hecho suelo, probable retroceso a 2.800. Por lo tanto, resulta muy probable que el S&P 500 perfore el 2.700.

Por lo que hace referencia al NASDAQ 100, se paró justo en el soporte de los 7.000.

Si perdiera este soporte muy probablemente se acelerarían las ventas. Es un momento delicado.

El DAX se encuentra en tendencia bajista, si bien ayer por la tarde experimentó un rebote, fue sólo eso un mero rebote para seguir cayendo.

Por lo que hace referencia al IBEX, mientras se mantenga por debajo del 9.800, bajista.

Compartir