Publicado el

Madrid, jueves 12 de julio de 2018

Comentario de J.L. Cava

No sé si una guerra comercial es fácil de ganar o no se gana nunca, pero lo que tengo claro es que todos saldremos perjudicados de una manera u otra.

El 95% de la oferta de los 17 elementos agrupados bajo la denominación de tierras raras la controla China.

En el año 2011 China restringió las exportaciones de estos elementos y el precio lógicamente subió.

Estos elementos se utilizan en el sector tecnológico y en el militar. Por ese motivo, estos sectores se pueden ver perjudicados si China como consecuencia de esta guerra comercial optase por restringir su exportación.

En una guerra comercial no sólo es preciso tener en cuenta las cantidades intercambiadas, sino el importe total y la importancia cualitativa de cada producto para la economía de cada país.

Claro, todo ello sin tener en cuenta lo que decidirá finalmente hacer China con sus tenencias de bonos norteamericanos.

Por lo tanto, no está totalmente claro que EEUU vaya a ganar esta guerra,  pero lo que está claro, como hemos dicho anteriormente, es que saldremos perjudicados.

Por lo que hace referencia a las tierras raras sería conveniente echar un vistazo al ETF cuyo nemónico es REMX. A la vista del gráfico, es probable que esté en una zona de suelo, pero todavía no ha generado una señal de compra.

El “dólar/yen” ha superado la zona de resistencia de los 111,4. Por lo tanto, sigue con su tendencia alcista. Y ahora el objetivo se encuentra en los 113.5.

La debilidad del yen respecto al dólar perjudica al oro. Por lo tanto, vamos a considerar como escenario más probable que siga cayendo.

El “euro/dólar” se ha girado a la baja antes de llegar a la zona de resistencia de los 1,1830. Es un signo de debilidad, y hace muy probable nuevas caídas.

Es cierto que Trump subirá los aranceles pero también es cierto que el dólar se está apreciando.

En el momento en que escribo este comentario el DAX Xetra sube un 0,31%.

Ahora bien, lo que más me ha llamado la atención que ha respetado la zona de soporte de los 12.400. Y al llegar a ella se ha parado y se está moviendo lateral.

Es evidente que no hay una tendencia definida. Por el momento, no estamos ante una tendencia bajista. Y lo que observamos es que se está moviendo lateralmente consumiendo tiempo.

La perforación del 12.400 sería una signo de debilidad, pero mientras se mantenga por encima, más de lo mismo: movimiento lateral.

El IBEX se ha parado al llegar a la zona 9.680. Es una zona de soporte y es probable que inicie un movimiento lateral por encima de este nivel.

La perforación del 9.680 sería un nuevo signo de debilidad y abriría el camino a la zona de mínimos, 9.320.

El S&P 500 retrocedió durante la sesión de ayer, pero yo creo que, tras esta caída, lo más probable es que intente superar el 2.800.

El primer soporte los podemos situar en torno al 2.765. Mientras se mantenga por encima de ese nivel a corto plazo, nuestra predisposición debería ser alcista.

Compartir