Publicado el

Madrid, miércoles 25 de julio de 2018

Comentario de J.L. Cava

Siento no haber podido actualizar la página durante esta última semana. No he podido hacerlo porque he tenido que estar en el hospital con un familiar. Una vez que hemos conseguido volver a la normalidad, vuelvo al trabajo.

El “euro/dólar” sigue presentando una tendencia bajista, si bien se está moviendo lateralmente con una resistencia muy importante en la zona de los 1,1820.

Por lo que hace referencia al “dólar/yen” parece ser que ha encontrado suporte en torno a los mínimos del viernes pasado 110,75. Mientras el par se mantenga por encima de 110,75, mantendremos una predisposición alcista a muy corto plazo. Por el contrario, su perforación desencadenaría muy probablemente una oleada vendedora.

La rentabilidad de las notas a 2, 5 y 10 años del Tesoro de los EEUU ha subido con fuerza durante esos últimos días. Su tendencia sigue siendo alcista.

Por lo que hace referencia al “crude oil”, hemos visto que ha rebotado al llegar a la zona de los 66,2.  Por lo tanto, al no haber perforado esa zona de soporte, vamos a considerar como escenario más probable que inicie un nuevo tramo al alza.

Por lo que hace referencia al S&P 500, su tendencia al alza sigue intacta.

El primer soporte se encuentra en la zona de los 2.790. Por lo tanto, vamos a considerar como escenario más probable a corto plazo que siga subiendo en tanto en cuanto respete el soporte de los 2.790.

Una perforación del 2.790, abriría el camino al soporte de los 2.740.

El DAX Xetra se paró ayer al llegar a la resistencia de la zona 12.800. Mientras se mantenga por debajo, seguirá atrapado en un movimiento lateral entre 12.800 y el soporte de los 12.470.

Y por lo que hace referencia al IBEX, se ha comportado de forma más débil que el DAX. El IBEX ha llegado a la resistencia del 9.800 y se ha girado a la baja.

A muy corto plazo nos vamos a fijar en el 9.700, su perforación sería un signo claro de mayor debilidad y probablemente acentuaría las ventas.

Compartir
Publicado el

Madrid, lunes 16 de julio de 2018

Comentario de J.L. Cava

La curva de tipos del dólar sigue aplanándose. La diferencia entre la rentabilidad de los bonos a 30 años y de las notas a 2 años se encuentra en 34 puntos básicos.

Este hecho nos hace pensar que los participantes en el mercado han descontado que impulsar el crecimiento económico a base de política monetaria y fiscal ya no va a ser tan sencillo y fácil.

Además, es preciso tener en cuenta que los “hedge funds” están cortos en sus posiciones en eurodolares, notas y bonos estadounidenses. Por lo tanto, lo más probable es que las rentabilidades en todos los plazos de la curva disminuyan (por la Teoría de la Opinión Contraria).

El “euro/dólar” sigue dentro de un movimiento lateral. Y la imposibilidad de superar la zona de los 1,1830 hace muy probable que el “euro/dólar” retroceda a la zona de los 1,15.

En cuanto al S&P 500, mientras Amazon, Microsoft  y Alphabet sigan subiendo y haciendo nuevos máximos, los inversores no tendrán miedo.

Y hablando de miedo, hemos visto que durante estas semanas los “hedge funds” han vuelto a abrir posiciones cortas de forma masiva en el futuro del VIX. Lo que por la Teoría de la Opinión Contraria nos hace pensar que lo más probable es que el VIX rebote y el S&P 500 retroceda.

Por lo que hace referencia al S&P 500, mientras se mantenga por encima de 2.777, mantendremos una predisposición alcista a corto plazo.

El NASDAQ 100 ha conseguido nuevos máximos. A corto plazo nos vamos a fijar en la zona 7.300, mientras el NASDAQ 100 siga por encima mantendremos una predisposición alcista.

El DAX Xetra rebotó al llegar al 12.300. A corto plazo, consideraremos que seguirá moviéndose lateralmente entre 12.650 y 12.300.

El IBEX hizo un mínimo el viernes en 9.689 y, al llegar a ese nivel, se movió lateralmente. La perforación de ese nivel abriría el camino hacia la zona de mínimos.

Compartir
Publicado el

Madrid, jueves 12 de julio de 2018

Comentario de J.L. Cava

No sé si una guerra comercial es fácil de ganar o no se gana nunca, pero lo que tengo claro es que todos saldremos perjudicados de una manera u otra.

El 95% de la oferta de los 17 elementos agrupados bajo la denominación de tierras raras la controla China.

En el año 2011 China restringió las exportaciones de estos elementos y el precio lógicamente subió.

Estos elementos se utilizan en el sector tecnológico y en el militar. Por ese motivo, estos sectores se pueden ver perjudicados si China como consecuencia de esta guerra comercial optase por restringir su exportación.

En una guerra comercial no sólo es preciso tener en cuenta las cantidades intercambiadas, sino el importe total y la importancia cualitativa de cada producto para la economía de cada país.

Claro, todo ello sin tener en cuenta lo que decidirá finalmente hacer China con sus tenencias de bonos norteamericanos.

Por lo tanto, no está totalmente claro que EEUU vaya a ganar esta guerra,  pero lo que está claro, como hemos dicho anteriormente, es que saldremos perjudicados.

Por lo que hace referencia a las tierras raras sería conveniente echar un vistazo al ETF cuyo nemónico es REMX. A la vista del gráfico, es probable que esté en una zona de suelo, pero todavía no ha generado una señal de compra.

El “dólar/yen” ha superado la zona de resistencia de los 111,4. Por lo tanto, sigue con su tendencia alcista. Y ahora el objetivo se encuentra en los 113.5.

La debilidad del yen respecto al dólar perjudica al oro. Por lo tanto, vamos a considerar como escenario más probable que siga cayendo.

El “euro/dólar” se ha girado a la baja antes de llegar a la zona de resistencia de los 1,1830. Es un signo de debilidad, y hace muy probable nuevas caídas.

Es cierto que Trump subirá los aranceles pero también es cierto que el dólar se está apreciando.

En el momento en que escribo este comentario el DAX Xetra sube un 0,31%.

Ahora bien, lo que más me ha llamado la atención que ha respetado la zona de soporte de los 12.400. Y al llegar a ella se ha parado y se está moviendo lateral.

Es evidente que no hay una tendencia definida. Por el momento, no estamos ante una tendencia bajista. Y lo que observamos es que se está moviendo lateralmente consumiendo tiempo.

La perforación del 12.400 sería una signo de debilidad, pero mientras se mantenga por encima, más de lo mismo: movimiento lateral.

El IBEX se ha parado al llegar a la zona 9.680. Es una zona de soporte y es probable que inicie un movimiento lateral por encima de este nivel.

La perforación del 9.680 sería un nuevo signo de debilidad y abriría el camino a la zona de mínimos, 9.320.

El S&P 500 retrocedió durante la sesión de ayer, pero yo creo que, tras esta caída, lo más probable es que intente superar el 2.800.

El primer soporte los podemos situar en torno al 2.765. Mientras se mantenga por encima de ese nivel a corto plazo, nuestra predisposición debería ser alcista.

Compartir
Publicado el

Madrid, lunes 9 de julio de 2018

Comentario de J.L. Cava

El oro materia prima ha comenzado la sesión al alza. Es probable que intente dirigirse a la zona de los 1.285-1.289.

El “euro/dólar” sigue moviéndose al alza, hacia la parte superior del movimiento lateral. El objetivo a corto plazo es la zona 1,183. Es probable que al llegar a ese nivel surja una oleada vendedora.

El S&P 500 superó la resistencia de la zona 2.740. Lo lógico es que ahora continuara la subida, por lo menos durante la primera quincena del mes de julio, hacia la zona de máximos.

Sólo la perforación de los 2.740, antigua resistencia convertida en soporte, sería un signo de agotamiento del actual tramo al alza.

El IBEX superó durante la semana pasada la resistencia de la zona 9.700 y se ha dirigido ahora a la resistencia de los 10.000.

Por lo que llevamos de sesión en el momento en que escribo este comentario, el IBEX parece que se ha tomado un descanso antes de intentar dirigirse a ese nivel.

Es probable que a corto plazo se dirija al 9.850, pero mientras se mantenga por encima de 9.800, mantendremos una predisposición alcista a corto plazo.

El IBEX se está apoyando en el rebote de Telefónica (que presentará resultados el 26 de julio y es probable que intenten que los reciba con las cotización en un nivel superior al actual) y en el de los bancos.

El DAX, tras una apertura al alza, está experimentando un tranquilo retroceso que lo puede llevar a la zona de los 12.485. Se trataría de una simple parada.

Mantendremos una predisposición alcista en tanto en cuanto se mantenga por encima de 12.390.

 

 

Compartir
Publicado el

Madrid, martes 3 de julio de 2018

Comentario de J.L. Cava

El Hang Seng ha recuperado desde la zona de mínimos gran parte de lo perdido durante la sesión. Es probable que estén intentando controlar la tendencia bajista y que a muy corto plazo se inicie un rebote. La zona de los 28.000 es una zona de soporte.

El S&P 500 se resiste a perder el 2.700. Ayer abrió a la baja, pero respetó el soporte y cerró en los máximos de la sesión.

Y, por lo tanto, sigue atrapado en un movimiento lateral entre 2.700 y 2.750. NO hay novedades.

Un movimiento similar vimos en el Dow Jones. El Dow está respetando la media de 200 sesiones y se limita a moverse lateralmente por encima de ella.

El NASDAQ 100, más de lo mismo.

El que rebotó con mucha fuerza desde la zona de 1.009 fue el S&P 600.

Por lo tanto, vamos a considerar que, por el momento, las bolsas estadounidenses han parado sus caídas al llegar a los soportes clave y están desplegando un movimiento lateral.

Ayer por rebotar, rebotó hasta la rentabilidad de las notas a 10 años del Tesoro de los EEUU.

El yuan volvió a caer hoy frente al dólar, pero rebotó con fuerza desde la zona de mínimos. Probablemente apoyado por el banco central de China.

El “euro/dólar” respetó ayer el soporte de los 1,16. Este hecho hace probable que intente dirigirse a la zona de los 1,185.

Las bolsas europeas también se están moviendo lateralmente.

El DAX Xetra se ha parado. Y ahora se está moviendo dentro de un movimiento lateral enmarcado entre 12.100 y 12.450.

Mientras se mantenga por debajo de la zona de resistencia de los 12.450, consideraremos como escenario más probable que siga cayendo a corto plazo.

El IBEX también ha rebotado. Su primera resistencia se encuentra en la zona de los 9.735, mientras se mantenga por debajo mantendremos una predisposición bajista.

 

 

 

 

Compartir