Posted on

París, domingo 5 de julio de 2015

Comentario de Mª Ángeles Cava

21h 58m

En el momento en que escribimos este comentario ya se conoce que el NO ha ganado en Grecia con aplastante mayoría.

Es lógico, nadie vota a favor de que le recorten derechos. Nadie vota a favor de la austeridad. Todos los votantes quieren más derechos y por eso si alguien se lo promete, le votan, aunque en el fondo sepan que no será así. Es lo mismo en todo el mundo. Y los griegos creen que votando NO sacarán más provecho que si votan SI, y simultáneamente retirarán todos los euros que puedan del banco (se fían más del euro que del dracma). Este comportamiento es el más lógico, y por ello creemos que este escenario ya estaba en gran medida descontado por los mercados.

Por otro lado, resulta lógico esperar que las autoridades financieras ya estén preparadas para aplicar las medidas necesarias para frenar el impacto del referéndum.

Los futuros del S&P 500 presentan una caída del 1,5%, el euro ha reaccionado con un retroceso del 1,2% frente al dólar, después de haber llegado a dejarse en torno al 2%, y el DAX puede estar retrocediendo (son pocas las operaciones) en torno al 3-4%. Es decir, podemos suponer en función de la información disponible en este momento que el DAX abrirá el lunes cerca de la importante zona de soporte de los 10.800.

Es decir, no ha salido por el momento de su movimiento lateral, a pesar de que, en un principio, se ha dado el peor de los escenarios posibles: impago de la deuda y un No en el referéndum.

No creemos que haya pánico en los mercados. Lo único es que ahora los representantes griegos tratarán de presionar más para conseguir un recorte de la deuda que tienen contraída con sus acreedores y que la salida del euro resulta más probable. Lo que está claro es que el pueblo griego sufrirá igualmente.

Desconocemos las razones por las que el envalentonado presidente griego piensa que los acreedores van a condonar parte de la deuda tras el NO en el referéndum, y el presidente griego no ha facilitado esas razones, ni ha explicado el Plan-B. Es decir, ¿por qué va a cambiar ahora Merkel?

La alegría que muestran los ciudadanos que aparecen en las imágenes distribuidas por los medios de comunicación resulta sorprendente, porque lo que está claro es que en todo caso habrá medidas de ajuste, y no hay ninguna razón para pensar que los acreedores vayan a condonar parte de la deuda porque el NO haya ganado en el referéndum, el riesgo de salir del euro es más alto, no conocen el Plan-B ni el plan que presentará su gobierno a los socios europeos, y son conscientes de que necesitan un plan de ayuda humanitaria del resto de los socios.

El lunes, el BCE tendrá que decidir si eleva o no la linea de liquidez de emergencia. Si no lo hace, no habrá dinero en los cajeros y no habrá dinero para pagar las importaciones (¿medicamentos?). Mientras Grecia esté en el euro no podrá emitir otra moneda.

El martes, reunión de líderes de la Eurozona. ¿Será ahora más fácil conseguir un acuerdo con un envalentonado presidente? ¿Merkel cederá?

La próxima fecha a tener en cuenta será el 20 de julio cuando Grecia tendrá que pagar 3.500 millones al BCE. Ya tenemos un nuevo plazo para alcanzar un acuerdo. Por este motivo nos resultan muy optimistas las declaraciones del ministro de Economía de Grecia en las que dice que es posible un acuerdo en 24 h, me imagino que se alcanzará si Merkel cede, hecho que consideramos improbable.

Los medios de comunicación no han parado de atemorizarnos con la situación en Grecia, a pesar de que su economía tenga un tamaño similar al de la del Madrid metropolitano.

Pues bien, a pesar del impago y de la convocatoria del referéndum por parte del presidente griego, quien parece más un jugador de poker que un presidente responsable,  el IBEX no ha perforado su primer soporte, zona 10.700-10.650, y el DAX tampoco ha perforado su suporte de la zona 10.800. Por lo tanto, la reacción parece ser que será moderadamente bajista.

La semana pasada el IBEX rebotó por dos veces al llegar al 10.720, y en el rebote se paró al llegar al 11.030 (este nivel frenó los rebotes por tres veces a lo largo de la semana).

El IBEX sigue moviéndose lateralmente, y a corto plazo observamos la existencia de un nivel de “sobreventa” suficiente para provocar al menos un rebote.

El resultado de referéndum griego puede ser la excusa para que asistamos a un movimiento brusco de los índices, en un sentido o en otro.

Nosotros consideramos que la tendencia a corto plazo es bajista y pensaremos así mientras el IBEX se mantenga por debajo de 11.030.

Por lo tanto, mientras el IBEX se mantenga por debajo de 11.030, en nuestra opinión, el escenario más probable será que el IBEX perfore el 10.650 y que se encamine hacia la zona del siguiente soporte, 10.300, nivel que representa un nivel de retroceso del 61,8% del tramo al alza desplegado desde octubre de 2014 hasta abril de 2015.

Ahora bien, supongamos que el IBEX superase violéntamente el 11.030. En ese caso, lo más probable sería que el IBEX se encaminase a la zona de los 11.500.

En cuanto al DAX, nos vamos a fijar en el soporte de los 10.800. Si ese nivel fuese perforado muy probablemente a la zona de los 10.500, donde dejo un hueco al alza en su camino alcista previo.

Por arriba nos vamos a fijar en el 11.288. Este nivel frenó los impulsos alcistas la semana pasada, y su superación nos avisaría del desarrollo de un nuevo tramo al alza que podría enviar al DAX a la zona de los 11.800.

Las caídas experimentada por el S&P 500 durante la semana pasada ha deteriorado notablemente la situación de los indicadores de momento. Ahora bien, todavía sigue dentro del movimiento lateral. A corto plazo nos vamos a fijar en el 2.100. Mientras se mantenga por debajo consideraremos que el riesgo de perforar la zona de mínimos de la semana pasada será alto.

Los mínimos de la semanada pasada se encuentran en la zona de los 2.055, mínimos del lunes y martes de la semana pasada. El lunes tendremos que comprobar si el S&P 500 se mantiene en torno a 2.030.

El VIX superó el nivel 16 y el viernes cerró por encima. Mientras se mantenga por encima de 15, seguiremos considerando que lo más probable es que el S&P 500 perfore la zona 2.055.

Existe una zona de soporte que se prolonga desde los 2.055 hasta los 2.040, mínimos del pasado mes de marzo de 2015.

La perforación de la misma abriría el camino hacia la zona de los 1.990-1.980.

Según la negociación en el CBOE, el sentimiento bajista se está imponiendo entre los inversores.

.
pautasAlicante, 6 de julio de 2015   07:56

Comentario de Enrique Santos [sc:boton-mail ]  [sc:twitter-enrique]

El control de la tendencia en diario se sigue alternando semana tras semana. Ni la cuatro había terminado, ni se produjo el fallo de c que esperábamos la semana pasada.

Ahora esperamos la divergencia alcista de MACD en diario que nos señale un nuevo intento de arrancada en el Eurostoxx 50 que será el tercero y que además se respeten los retrocesos del 61,8% de la x3 y las líneas de solape a las que hemos venido haciendo referencia durante las últimas semanas. Esta será la número trece desde que se inició la corrección el pasado 13 de abril.

La fuerza de la tendencia en el largo y  en el medio plazo de una amplia mayoría de los componentes del Eurostoxx 50 sigue intacta.

Son ahora los indicadores de sentimiento los que van a señalarnos si se llega o no a un estado de pánico como consecuencia del escenario abierto tras los previsibles resultados del referéndum griego. Mientras la tendencia siga siendo alcista, cuanto más miedo haya, mayor será el rebote.

Indices europeos. Variación en 2015. Gráfico diario.

_INDICES 201507

Eurostoxx 50 contado. Gráfico diario. MACD.

EU5020150706D

DAX. Xetra contado. Gráfico diario. MACD.

DAX20150706D

TABLA DE TENDENCIA MENSUAL (LP) SEMANAL (MP) DIARIO (CP)
MACD (componentes Eurostoxx 50) 26/06 03/07 26/06 03/06 26/06 03/07
CORTADO AL ALZA Y > 0 (alcistas) 34 32 09 13 27 01
CORTADO A LA BAJA Y < 0 (bajistas) 01 02 05 05 02 30
SIN TENDENCIA DEFINIDA 13 16 36 32 21 19
Compartir