Posted on

Madrid, viernes 6 de mayo de 2016

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 volvió a cerrar con descensos en la sesión de ayer.

El VIX hizo un máximo “intradía” en 16,45 pero cerró ligeramente por debajo de 16. Se registró un fuerte volumen de compras de opciones put.

El volumen negociado durante la sesión de ayer fue muy bajo.

Las líneas de “avance/descenso” volvieron a retroceder.

La situación es sencilla: la perforación del soporte de los 2.040 y la superación a nivel de precio de cierre del nivel 16 por el VIX, al menos durante dos días consecutivos,  sería un claro signo de debilidad.

 

El pasado miércoles el IBEX hizo un mínimo en 8.649, zona que corresponde con un retroceso del 61,8% del tramo al alza desplegado desde los mínimos del 7 de abril hasta los máximos alcanzados el pasado 27 de abril.

Al llegar a la zona de los 8.650, el IBEX se paró y desplegó un movimiento lateral.

Por arriba nos vamos a fijar en el 8.950. Mientras el IBEX se mantenga por debajo consideraremos que lo más probable es que vuelva a la zona de mínimos y que incluso la perfore y se encamine hacia el soporte de los 8.400.

Por el contrario, la superación del 8.950 nos avisaría de la formación del suelo y el desarrollo de un nuevo tramo al alza.

 

El DAX se movió durante el miércoles y el jueves lateralmente por encima de 9.800.

Si perforase ese nivel se dirigiría hacia el soporte correspondiente a los mínimos del pasado 7 de abril, 9.485.

Banner-NEW-01

Compartir