Publicado el

Madrid, viernes 4 de mayo de 2018

Comentario de J.L. Cava

En el comentario de ayer dijimos que lo más probable era que el S&P 500 volviera a la zona de soporte 2.611-2.560.

Pues bien, el S&P 500 se comportó de acuerdo a lo esperado y marco un mínimo en la sesión de ayer en 2.594 y desde ese nivel rebotó hasta cerrar cerca de 2.630.

Si nos fijamos en un gráfico de 2h, observaremos que nada más llegar al 2.594 y el período siguiente de 2h rebotó con fuerza retrocediendo todo lo que había perdido en el período anterior. Este hecho muestra que no existe una gran presión a la baja. Por lo tanto, vamos a considerar como escenario más probable que en la sesión de hoy intente dirigirse a la zona de los 2.660.

Este mercado parece haber descontado ya todo y se encuentra en un amplísimo movimiento lateral.

El DAX Xetra retrocedió ayer a la zona de soporte de los 12.650 y en el momento en que hago el comentario está subiendo un 0,45%. Por el momento, mientras siga moviéndose lateralmente por encima de 12.650 deberíamos mantener una predisposición alcista a corto plazo. La tendencia al alza no es fuerte.

La perforación del soporte de los 12.650-12.630 nos avisaría de un mayor tramo a la baja.

El IBEX respetó el 10.000 en el leve retroceso experimentado durante la sesión de ayer. Por lo tanto, vamos a seguir manteniendo una predisposición alcista a corto plazo, con algo más de fuerza que el DAX.

Compartir