Posted on

Madrid, viernes 4 de diciembre de 2015

Comentario de J.L. Cava

El VIX cerró por encima de 17,5, tras haber llegado a superar el 19 durante la sesión de ayer.

El S&P 500 perforó el soporte de la zona 2.070.

Por lo tanto, se dieron las dos condiciones para que se desatara una oleada vendedora. Y ahora vamos a considerar como escenario más probable que el S&P 500 se encamine a la zona de los 2.020.

Las líneas de “avance/descenso” cayeron con fuerza durante la sesión de ayer y el volumen negociado fue elevado (1,6 veces el volumen medio de las diez últimas sesiones), hechos que confirman la rotura a la baja.

Los sectores de cuidados de salud, energía y “utilities” lideraron el movimiento a la baja.

Ahora dicen en la CNBC que las bolsas cayeron durante la sesión de ayer porque los inversores tienen miedo de que el FED suba los tipos cuando el ritmo de crecimiento de la actividad económica en los EE.UU. es todavía débil.

Draghi decepcionó ayer a los inversores, que esperaban mayores estímulos. La subida de las bolsas están condicionadas a que los bancos centrales sigan con sus planes de estímulo monetarios. Por este motivo cuando ven que los bancos centrales no inyectan suficiente “gas de la risa”,  las bolsas retroceden.

Yellen y Draghi se han coordinado, y Draghi con su decisión ha favorecido la subida de tipos por parte del FED.

Hoy se publicarán los datos de empleo de los EE.UU. correspondientes al mes de noviembre.

En cuanto al IBEX, perforó violentamente el soporte de los 10.300 y ahora lo más probable es que se dirija como mínimo al 10.000.

Yo creo que ayer concluyó una pauta correctiva al alza y que se ha iniciado un movimiento a la baja. Por eso considero como escenario más probable que perfore el 10.000 y que se encamine hacia el 9.800.

El DAX Xetra abrió al alza y a continuación se giró bruscamente a la baja. Fue un comportamiento típico de agotamiento de una pauta. Creo que lo más probable es que ahora se dirija al 10.600 como mínimo.

 

 

 

Compartir