Posted on

Madrid, viernes 30 de septiembre de 2016

Comentario de J.L. Cava

El comportamiento del mercado no es el propio de un techo de mercado.

Es indudable que la situación que se ha creado en torno a Deutschebank está creando incertidumbre en todas las bolsas del mundo.

El volumen de compra de opciones de put de Deutschebank no anticipa nada bueno.

Un día fue la publicación de la noticia de que los países de la  OPEP habían llegado a un acuerdo para recortar la producción que impulsó al alza al S&P 500 y al día siguiente se cuestiona que estos países vayan a cumplir con lo que se han comprometido, y el S&P 500 retrocede violentamente.

Un día la cotización de las acciones de Deutschebank rebota y al otro día pierde todo lo ganado (un día Merkel dice que no quiere saber nada y al día siguiente corren rumores de que Berlín estaría dispuesto a rescatarlo).

Todo ello en un período previo a la celebración de unas elecciones presidenciales.

El movimiento del S&P 500 de ayer fue salvaje.

Este comportamiento es típico de un movimiento lateral, donde el precio se mueve sin tendencia al son de las noticias. Durante la sesión de ayer el S&P 500 prácticamente lo recorrió de arriba a abajo. De 2.172 a 2.142. Y cerró en el punto medio. Tras la apertura vino una oleada vendedora, y luego dos horas antes de la sesión se activó un programa de compras.

El retroceso de Apple de más del 2% presionó a la baja a los índices. Amazon sigue fuerte.

El VIX subió pero no desencadenó una clara señal de venta de acciones. Mientras se mantenga por debajo de 15 mantendremos una predisposición alcista.

Los participantes en el mercado se están mostrando muy nerviosos por lo que por la Teoría de la Opinión Contraria, deberíamos considerar como escenario más probable que el S&P 500 se mueva al alza. El sentimiento que parece estar dominando a los inversores es bajista, lo que es alcista para las bolsas, si bien hay que reconocer que la posibilidad de que Trump gane las elecciones lo complica todo.

El DAX Xetra retrocedió a la zona de soporte de los 10.230. Desde los máximos de la apertura retrocedió 250 puntos. Un movimiento salvaje, pero sin superar la resistencia ni perforar el soporte.

El IBEX no tuvo un movimiento tan violento pero sigue dentro del movimiento lateral.

Banner-NEW-01

Compartir