Posted on

Madrid, viernes 27 de enero de 2017

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 abrió al alza y superó ligeramente el 2.300, pero finalmente cerró en 2.296,7.

Dos hechos nos llamaron la atención: la debilidad relativa de los valores de pequeña y mediana capitalización, y el bajísimo volumen negociado durante la sesión de ayer.

Por ese motivo es probable que el S&P 500 retroceda a corto plazo. Tendríamos la confirmación cuando perforara la zona de los 2.292. En tal caso, lo más probable sería un movimiento hacia la zona de los 2.280.

El DAX llegó al 11.892 y se giró a la baja. Creemos que lo más probable es que a corto plazo se deslice a la zona de los 11.750.

Los bancos españoles sufrieron realizaciones de beneficios durante la sesión de ayer. Y el IBEX, tras llegar a 9.617, se giró a la baja. Por lo tanto, vamos a considerar que a iniciado el desarrollo de una fase correctiva que podría enviar al IBEX a la zona de los 9.432. La perforación de ese nivel sería un signo de debilidad.

 

Compartir