Posted on

Madrid, viernes 24 de febrero de 2017

Comentario de J.L. Cava

Durante la sesión de ayer vimos una oleada vendedora que llevó al S&P 500 a la zona de los 2.355, pero se recuperó rápidamente.

A pesar de ese movimiento no se ha producido un daño en los indicadores de momento.

Por lo tanto, debemos concluir que la tendencia alcista sigue intacta. Si bien, es preciso tener en cuenta que cuando se inicie una corrección muy probablemente será violenta y esperemos de corta duración.

En nuestro comentario de ayer dijimos que mientras se mantuviera el S&P 500 por encima de 2.350 mantendríamos una predisposición alcista. La perforación del 2.345 nos avisaría del probable inicio de una realización de beneficios.

Eso sí, se nota una cierta cautela a estos niveles. Tras las declaraciones de Steven Mnuchin, los participantes en el mercado creyeron que el plan de estímulo fiscal finalmente se aprobará pero se retrasará un poco.

El DAX hizo un mínimo en 11.928 durante la sesión de ayer. Pues bien, si durante la sesión de hoy perforase el 11.925 muy probablemente se acentuarían las presiones bajistas con un primer objetivo en la zona de los 11.800.

El IBEX se mostró más débil que el DAX. Rebotó en el 9.434.  El soporte significativo lo establecimos en el 9.400. La pérdida de ese nivel probablemente aceleraría las ventas.

Compartir