Posted on

Madrid, viernes 17 de noviembre de 2017

Comentario de J.L. Cava

El mercado ha descontado que el próximo mes de diciembre el FED subirá el tipo de interés de los fondos federales. Ahora bien, antes de llegar al 13 de diciembre se deberá conocer la inflación del mes de noviembre. Si ese dato fuese flojo, probablemente el FED no subiría los tipos que controla.

El S&P 500 se resiste a caer. Pocas noticias fueron suficientes para provocar un rebote brusco a la apertura.

Los alcistas siguen controlando este mercado.

El precio no ha perforado con fuerza ningún soporte significativo y, por lo tanto, debemos seguir manteniendo una predisposición alcista.

El S&P 500 superó el nivel de los 2.575 que estabecimos omo resistencia significativa a corto plazo. Por lo tanto, ahora consideraremos que mientras se mantenga por encima de 2.575 deberíamos mantener una predisposición alcista a corto plazo.

Dicho lo anterior, el S&P 500 sigue dentro de un movimiento lateral entre 2.560 y 2.600 dentro de una tendencia alcista intermedia.

Suelo desconfar de movimientos como les que se produjeron durante la sesión de ayer en los EE.UU., y por lo tanto, consideraré como escenario más probable que fue una onda más dentro del movimiento lateral.

En este sentido es preciso tener en cuenta el retroceso que está experimentando el “dólar/yen” en la sesión asiática. Este hecho podría presionar a la baja de nuevo al S&P 500 y hacerle que perdiera el 2.575, de la misma manera que está favoreciendo un movimiento al alza de la cotización de oro.

Este informe del WSJ ha debilitado al dólar durante la sesión asiática:

https://www.wsj.com/articles/special-counsel-mueller-issued-subpoena-for-russia-related-documents-from-trump-campaign-officials-1510875492

El DAX hizo un máximo en 13.070, por debajo de la zona de resistencia significativa de los 13.140-13.190. Por lo tanto, vamos a considerar que la tendencia dominante a corto plazo iniciada el pasado 7 de noviembre es bajista, si bien a muy corto plazo está desplegando un movimiento lateral dentro de ella.

El 13.000 es un soporte a muy corto plazo y su pérdida aumentaría la probabilidad de un movimiento hacia los 12.830.

Valores como Lufthansa e Infineon siguen fuertes pero no han superado los máximos previos. Por lo tanto, da la sensación de que pudieran estar dibujando una onda B, pero ya saben que las ondas B son muy falsas. Sabemos que estos dos valores se encuentran en una tendencia alcista intermedia y ahora se mueven lateralmente dentro de dicha tendencia.

Commerzbank está mucho más fuerte que los bancos españoles, pero aún así continúa por debajo de los máximos previos y no podemos decir que ha salido de su movimiento lateral.

El IBEX llegó al 10.168 pero cerró en la zona de los 10.000. La zona de resistencia se prolonga desde el 10.120 al 10.160.

Además, vimos como las cotizaciones de los bancos se arrugaron desde los máximos.

Por lo tanto, vamos a considerar que se encuentra en un movimiento lateral dentro de la tendencia bajista de corto plazo.

 

 

 

Compartir