Posted on

Madrid, viernes 17 de marzo de 2017

Comentario de J.L. Cava

El presupuesto presentado por Trump consta de 50 páginas, menos de la mitad que el presentado por las administraciones entrantes anteriores.

En el presupuesto no constan detalles de la reforma fiscal.

Es poco probable que en su redacción actual sea aprobado por el Senado. La probabilidad de que sea aprobado es de menos del 10%. John McCain dijo ayer que en su forma actual el presupuesto de Trump simplemente no lo aprobará el Senado.

El mercado no le ha prestado atención al presupuesto porque Wall Street también piensa que no será aprobado en su redacción actual. Es más, yo creo que, a pesar del descenso del sector de farma, los participantes en el mercado no se creyeron ni el recorte del presupuesto del NIH.

En conclusión, es un presupuesto político, sin detalles y que contiene en 5o folios lo prometido en la campaña electoral, dejando las mismas dudas que ya teníamos antes. El objetivo de los “goldmanitas” de la Administración Trump es el de manejar las expectativas a su antojo. Es algo en lo que son verdaderos artistas.

El “dólar/yen” y la rentabilidad de las notas del Tesoro a 10 años se movieron ayer lateralmente tras el latigazo a la baja del miércoles. Este hecho aumenta la probabilidad de que el dólar caiga todavía más y que la rentabilidad de las notas también lo haga.

Las bolsas siguen disfrutando de la “put” Yellen. Los alcistas siguen teniendo el control del mercado. Y precisamente por ese motivo, las caídas son tan controladas porque todo el mundo está aplicando la estrategia de comprar en los retrocesos.

Los mercados no han reaccionado como quería Yellen. Esto ha hecho a más de uno plantearse si el FED ya no tiene el control del mercado.

Es probable que a Yellen le hubiera gustado que las bolsas reaccionaran con descensos, pero resulta probable que, aún en ese caso, los inversores comprarían en el retroceso porque todo el mercado sabe que Yellen pondrá en marcha su put.

Hoy expiran los contratos de futuros y opciones.

El S&P 500 cerró con leves descensos y el VIX volvió a caer con fuerza. Mientras el VIX se mantenga por debajo de 13, consideraremos que la tendencia del S%P 500 es alcista.

El S&P 500 sigue dentro de una tendencia alcista, si bien a corto plazo se está moviendo entre 2.400 y 2.350.

El IBEX continuó con el desarrollo del tramo al alza iniciado el pasado 15 de marzo. La siguiente zona de resistencia se prolonga hasta 10.400. Hoy nos vamos a fijar en el 10.100, mientras se mantenga por encima de 10.100 mantendremos una predisposición alcista.

En cuanto al DAX Xetra tomaremos como referencia el 11.950. Mientras se mantenga por encima de ese nivel, mantendremos una predisposición alcista.

 

 

 

Compartir