Posted on

Madrid, viernes 11 de noviembre de 2016

Comentario de J.L. Cava

Entre el miércoles y el jueves hemos asistido a un movimiento técnico.

El S&P 500 se ha dirigido a la zona de máximos, pero en realidad el movimiento ha sido de la parte de abajo a la de arriba del amplio movimiento lateral. No ha llegado a alcanzar el 2.194.

El DAX no ha podido con la resistencia de la zona 10.800.

El IBEX se giró antes de llegar al 9.250. La rotación de sectores dificulta la superación de la zona de resistencia.

Por lo tanto, a pesar de todo el movimiento de estos dos últimos días, seguimos donde estábamos, atrapados en un movimiento lateral.

Pero…… hay algo novedoso: ¡¡la rentabilidad de las notas a 10 años de los EE.UU. ha superado la rentabilidad del 2%!! Este hecho es significativo porque puede estar descontando un aumento de la inflación y, por ello, debemos prestar atención a su evolución en los próximos días. En principio vamos a considerar que lo más probable es que se dirija a los 2,25%. Muchos valores están cotizando a precios muy altos y no les sentaría bien una subida de tipos a largo plazo.

La subasta de bonos estadounidenses a 30 años que se realizó ayer mostró que la demanda flojeaba.

Observamos subidas en la rentabilidad de los bonos italianos, argentinos y brasileños.

La probabilidad de que el FED suba los tipos en diciembre se situó ayer en el 82%, según la cotización de los futuros sobre los fondos federales.

El NASDAQ 100 retrocedió con decisión (-1,62%), así como el de Utilties y el de consumo de bienes de primera necesidad.

El sector financiero, el de cuidados de salud y el de biotecnología volvieron a liderar el movimiento al alza.

Un detalle que me ha gustado ha sido la fuerte subida experimentada por el Russell 2000 durante los dos últimos días. Por eso, voy a considerar como escenario más probable que, tras una corrección, tanto el S&P 500 como el NASDAQ sigan subiendo.

El VIX subió ligeramente, pero sigue siendo alcista para las bolsas.

Los ETF´s de Brasil y México experimentaron nuevos e importantes descensos. Probablemente por temor a una subida de tipos de interés a largo plazo en EE.UU. Este hecho perjudica a los emergentes.

El oro retrocedió y el precio del cobre subió con fuerza.

Banner-NEW-01

Compartir