Posted on

Madrid, domingo 4 de septiembre de 2016

Comentario de J.L. Cava

El dato de empleo de los EE.UU. del mes de agosto fue decepcionante por dos motivos: por el número de puestos creados (151.000), por debajo de las expectativas, y por el descenso en el número medio de horas trabajadas a la semana (0,1 horas), especialmente significativo fue el descenso en el sector industrial (0,4 horas).

Estos datos no son lo que el FED deseaba si pretendía justificar una subida de tipos en base a ellos. Por lo tanto, serán los datos publicados desde este momento hasta diciembre los que deberán proporcionar al FED los argumentos necesarios para justificar una subida de tipos.

Los datos de empleo del mes de agosto no nos dan ninguna señal de alarma que justifique una subida de tipos en septiembre. Por este motivo se redujo la probabilidad de que el FED suba los tipos en septiembre (tras la publicación de los datos se situó en el 24%), y las bolsas reaccionaron al alza.

Ahora bien, a pesar de que la probabilidad de subir los tipos disminuyó, la cotización del dólar y del sector financiero subieron. Estos hechos refuerzan la tesis de que resulta muy probable una subida de tipos en este año, probablemente diciembre. No debemos olvidar los fuertes datos de los meses de julio y junio. Y que los datos de empleo publicados el viernes reflejan un sólido mercado laboral, con una creación media mensual de puestos de trabajo durante los últimos tres meses superior a los 230.000 empleos.

En cuanto a la inflación, los datos de remuneración por hora trabajada hacen aún más probable que la inflación esté por debajo del 2%.

Aunque el sector financiero no lideró las subidas el viernes pasado, sin embargo los bancos siguieron atrayendo dinero. Tal y como podemos ver la estructura de la pauta desplegada por la cotización del ETF del sector es claramente alcista a corto plazo, y hace muy probable que se dirija a la zona de los 25,5-25.

Este buen comportamiento previsto del sector financiero favorecerá sin duda al IBEX, dada la elevada ponderación que en él tienen los bancos.

Gráfico del ETF del Sector Financiero (XLF)

XLF

 

El VIX experimentó un brusco retroceso tras la publicación de los datos de empleo, si bien es preciso destacar que ya el jueves se giró a la baja al acercarse a la zona de la resistencia. Hecho que es claramente alcista para las bolsas.

La semana pasada no superó la resistencia de la zona 14,5-15, tal y como se aprecia con claridad en el gráfico que se recoge a continuación.

La estructura del precio de los futuros sobre el VIX presenta una clara pendiente positiva. Este hecho es también alcista para las bolsas.

Me llama la atención que el “sobreprecio” de la cotización de los futuros sobre el VIX respecto al contado es el más alto del mundo. Lo que nos obliga a preguntarnos ¿por qué los inversores están dispuestos a pagar un precio tan elevado para protegerse de las inversiones en los EE.UU.? La verdad es que desconozco la razón, pero tan amplia diferencia obliga a plantearse la posibilidad de abrir posiciones cortas en los futuros.

La estructura de los futuros sobre el VSTOXX (Europa) está más aplanada que la del VIX. Y presenta pendiente negativa en Hong Kong, Brasil y Rusia. Por lo tanto, evitaría las inversiones en estos tres lugares.

Gráfico diario del índice VIX de volatilidad

vix

El gráfico del índice de sentimiento de la National Association of Active Investment Managers (NAAIM) muestra  que ha aumentado la cantidad de dinero fuera del mercado disponible para realizar inversiones en bolsa. Por su parte, el Rydex Cashflow Ratio presenta una lectura próxima a 1, lo que podemos considerar una lectura neutral. En mi opinión, estos datos hacen improbable que las bolsas inicien un mercado bajista. Lo más probable es que asistamos a un movimiento “lateral-alcista”.

El S&P 500 respetó el soporte de los 2.157 y el VIX se mantuvo por debajo de 15. Por lo tanto, debemos seguir con una predisposición alcista. tal y como he dicho en todos los comentarios anteriores.

El volumen negociado durante la sesión del viernes no fue elevado, ligeramente superior a la media de los últimos diez días, pero las líneas de “Avance/descenso” subieron con fuerza, especialmente la del NYSE.

Es cierto que el S&P 500 se está moviendo lateralmente (la cotización del viernes fue prácticamente idéntica a la del 20 de julio) y que estamos en un nivel similar al de semanas anteriores, pero hay otros índices que ya han salido al alza de ese movimiento lateral, me refiero al S&P 600 Small Cap Index.

Por lo tanto, debemos concluir que la fuerza se encuentra en los valores de pequeña y mediana capitalización.

Llama igualmente la atención el buen comportamiento de los Semiconductores (Cirrus), liderando el movimiento al alza de los valores tecnológicos.

Gráfico diario del S&P 500

SP 500

 

El IBEX cerró en el 8.900. Este buen comportamiento hace más probable que ahora se dirija a la siguiente zona de resistencia que se encuentra en torno a 9.400.

Es probable que para conseguirlo se apoye fundamentalmente en el comportamiento de los bancos.

Mientras el IBEX se mantenga por encima de 8.600 consideraremos que lo más probable es que suba a corto plazo.

Gráfico diario del IBEX

IBEX

Tras superar el 10.500, el DAX se ha movido lateralmente por encima de la zona 10.450.

Mientras se mantenga por encima de 10.450-10.500, mantendremos una predisposición alcista a corto plazo. La superación de la primera resistencia, situada en torno a 10.700, abriría el camino hacia los 10.800.

Gráfico diario del DAX Xetra

DAX

 

La relación “euro/dólar” presenta un soporte en torno a los 1,115. La perforación de ese nivel acentuaría las presiones bajistas y probablemente enviaría al “euro/dólar” a los 1,112.

 

Banner-NEW-01

 

Compartir