Posted on

Madrid, sábado 28 de diciembre de 2013

 

Bono a 10 años por encima del 3% y subidas en las bolsas con reducidos volúmenes por la Navidad

 

Comentario de J.L. Cava

A pesar de que el FED ha anunciado un recorte de su volumen de compras de activos de renta fija, las bolsas han subido y siguen dentro de una clara tendencia alcista. Tan sólo observamos que los indicadores de momento están muy “sobrecomprados” y el S&P 500 se encuentra en la parte superior del canal alcista, tal y como podemos observar en el gráfico que recogemos a continuación.

El volumen negociado durante la sesión del viernes fue muy bajo, en torno al 60% de la media de las diez últimas sesiones. Bastaba con ver las imágenes de la Bolsa de Nueva York para darse cuenta de que la gente estaba de vacaciones. Por este motivo, creemos que es difícil que se produzca una brusca caída a muy corto plazo. Por la celebración de la Navidad, el volumen negociado durante los tres o últimos días del año ha estado muy por debajo de la media en numerosos índices sectoriales, como, por ejemplo, el del Sector Financiero estadounidense (XLF).

El índice VIX de volatilidad se encuentra en zona de mínimos (muy “sobrevendido”) y la estructura de precio de los futuros sobre el VIX presenta una acusada pendiente positiva. Ambos son hechos que podemos interpretar en un sentido alcista para las bolsas, si bien a muy corto plazo se podría producir un retroceso y una subida del VIX. Sería una corrección lógica, no muy profunda, que no debería alterar la marcha alcista de las bolsas.

Tal y como dijimos en nuestro último comentario, mientras el VIX se mantenga por debajo de 15 mantendremos una predisposición alcista para las bolsas. El nivel de soporte significativo del S&P 500 lo mantenemos en el mismo nivel que hace una semana, 1.810.

A muy corto plazo, el elevado nivel de “sobrecompra” de los indicadores de momento y de las líneas de “avance/descenso” podría provocar una caída del S&P 500, que le permitiría cubrir el hueco al alza que dejó durante el último tramo al alza desplegado. El viernes pasado pudimos comprobar como los valores tecnológicos se comportaron más débiles que el resto, el NASDAQ Compuesto cerró con un descenso del 0,25% y el NASDAQ 100 con un retroceso del 0,29%, en lo que pareció ser el inicio de una pequeña fase correctiva. Nos llamó la atención que, a pesar del tramo al alza desplegado por todas las bolsas, Apple no fue capaz de superar los máximos de comienzos de diciembre, la zona comprendida entre 575,14 y 571,88 se está comportando como una resistencia importante, que podría favorecer el desarrollo de una onda a la baja. El pasado viernes también pudimos ver fuertes caídas en Yahoo y Twitter.

En el caso de producirse esa corrección, si el S&P 500 se mantuviera por encima de 1.810-1.790, lo consideraríamos como una simple fase correctiva dentro de una tendencia alcista.

El tipo de interés de los bonos estadounidenses a 10 años cerró el viernes en el 3,004% de rentabilidad. Los inversores en bolsa están tan confiados que no parece preocuparles el incremento de los tipos de interés de los bonos a 10 años en Europa y en EE.UU., probablemente porque lo consideran como algo lógico si la economía se está recuperando, y no porque el FED vaya a seguir reduciendo su volumen de compras de bonos.

Nosotros, por el contrario, pensamos que la reducción del volumen de compras de bonos por el FED es la razón que hay detrás del incremento de la rentabilidad de los bonos. Por ese motivo, creemos que los inversores en bolsa deberían ser cuidadosos en estos momentos en los que la rentabilidad del bono a 10 años de los EE.UU. se ha situado en el 3,004% y la cotización de los bonos europeos cayó esta semana cuando sus indicadores de momento ya se encontraban en zona de “sobreventa”, porque podría desencadenar una señal de venta de bonos y aumento de la rentabilidad.

Es probable que a corto plazo los inversores en bolsa no presten atención al comportamiento de los bonos.El optimismo está desbordado, todo el mundo confía en que la bolsas seguirán subiendo y, además, nos encontramos en un período estacional alcista que coincide con el momento en el que los particulares (que pueden permitírselo) realizan sus aportaciones a los fondos de pensiones.

Aunque a corto plazo podría producirse una caída como reacción al elevado nivel de “sobrecompra”, nosotros creemos que el mercado no será vulnerable hasta que no se vayan los Reyes Magos, porque los fondos de pensiones seguirán comprando hasta que terminen de colocar en bolsa o en  bonos a largo plazo el dinero procedente de las aportaciones realizadas por unos inversores particulares muy confiados en la continuidad de la subida.

Ahora bien, una vez que los Reyes Magos se hayan ido, si la rentabilidad del bono a 10 años de los EE.UU. se mantuviera por encima del 3% (nosotros creemos que es muy probable que se dirija a la zona de 3,75%, porque se corresponde con los máximos de comienzos de 2011. La zona 3,75-4% constituye una resistencia significativa que podría frenar la subida) y en Europa la cotización de los bonos siguiera dentro de una tendencia bajista, resultaría muy probable que a mediados de enero las bolsas iniciasen el desarrollo de una fase correctiva más importante.

Ahora bien, es poco probable que el FED suba los tipos de interés a corto plazo (no creemos que lo haga hasta principios de 2016), porque la recuperación sigue siendo incierta.

Muchos índices generales y sectoriales se encuentran muy alejados de sus medias y el riesgo de que se produzca una corrección es elevado, este riesgo se incrementará a medida que nos acerquemos al 15 de enero de 2014, una vez que los gestores hayan colocado todos los fondos procedentes de las aportaciones y los bonos definan su tendencia a medio plazo.

Gráfico diario del S&P 500 Contado

El IBEX ha llegado a la zona de máximos de finales de octubre (10.063).

Vamos a tomar como referencia la zona 9.700-9.650. Mientras el IBEX se mantenga por encima de esa zona, consideraremos que lo más probable es que la tendencia alcista de corto plazo

 

Gráfico horario del IBEX 35

  

 

 

 

Compartir