Posted on

Madrid, sábado 2 de febrero de 2013

 Divinas Palabras.

Tragicomedia de aldea

Comentario de Mª Ángeles Cava

Los datos de empleo estadounidense publicados el viernes pasado nos hacen pensar que dista todavía mucho tiempo antes de que el FED dé por concluido su plan continuo de relajación cuantitativa (QE IV).

El S&P 500 no perforó el 1.496 y se dirigió a la resistencia de la zona 1.520 durante la sesión del pasado viernes.

El índice VIX se giró bruscamente a la baja desde los 14,5 y volvió a los mínimos de la zona 12,3. Mientras el VIX permanezca por debajo de 14,5, consideraremos que lo más probable es que el S&P 500 suba a corto plazo.

La estructura de las cotizaciones de los futuros del VIX continúa presentando una clara pendiente positiva.

Si echamos un vistazo a los indicadores de sentimiento de mercado, podemos comprobar que los gestores activos estadounidenses se muestran extraordinariamente confiados en la continuación de las subidas. El porcentaje de alcistas ha alcanzado el nivel más alto desde marzo de 2011.

El PPO del ratio “put/call” en gráfico semanal se encuentra en 9, es la lectrua más elevada desde septiembre de 2012.

El procentaje de gestores de fondos alemanes alcistas se incrementó notablemente la semana pasada: 54,5% de alcistas frente a 28% de bajistas.

El hecho de que el mercado sea capaz de seguir subiendo con tan elevados niveles de “sobrecompra” y optimismo, es un signo de fortaleza de la tendencia intermedia.

Vayamos al gráfico.

Tal y como podemos ver en el que recogemos a continuación, el S&P 500 se está moviendo dentro de un estrecho canal alcista. La parte superior se encuentra en 1.520. Por lo tanto, vamos a considerar el 1.520 como una resistencia. Este nivel ya lo tomamos como referencia hace dos semanas. Y ahora estamos aquí.

Como hemos dicho anteriormente, nos encontramos con niveles  de “sobrecompra” y el optimismo tan elevados que hacen muy probable que se produzca una oleada vendedora, ahora bien, falta el detonante. En nuestra opinión, para que se produzca una corrección significativa necesitaríamos que se diera alguna (cualquiera de las dos) de las situaciones siguientes:

                                                                       -Que el VIX supere violentamente el 14,5

                                                                       -Que el S&P 500 perfore violentamente la recta directriz del canal alcista, que pasará el lunes por las cercanías del  1.498.

En el caso de que se diera alguna de estas condiciones, lo más probable sería que el S&P 500 se encaminase hacia el 1.465. Ahora bien, mientras no se dé ninguna, seguiremos apostando por el lado largo (alcista).

Gráfico diario del S&P 500 Contado

Veamos el gráfico del IBEX.

El miércoles se inició un movimiento a la baja que llevó al IBEX por debajo del 8.300. Perforó el 8.300 dejando un hueco. Fue un signo de debilidad.

Durante la sesión del viernes intentaron frenarlo en 8.160, tocó por dos veces ese nivel y en ambas rebotó. Por lo tanto, vamos a tomar ese nivel como soporte a cortísimo plazo. Hoy vamos a considerar como escenario más probable que se mueva entre 8.160 y 8.375. Si el IBEX superase el 8.250, muy probablemente intentaría dirigirse al 8.375. Ahora bien, si ni tan siquiera tuviese fuerza para superar el 8.250, muy probablemente tomaría el camino de los 8.000.

A muy corto plazo los niveles de “sobreventa” son elevados, por lo que podría producirse un rebote. Ahora bien, mientras el IBEX se mantenga por debajo de 8.400, consideraremos como escenario más probable que siga cayendo a corto plazo con un objetivo próximo al 8.000, antiguo nivel de resistencia que ahora debería funcionar como soporte.

Los bancos lideraron el movimiento a la baja, y los bancos alemanes y franceses que eran los más alcistas de Europa parece que quieren pararse.

Por lo que hace referencia a los bancos españoles, no debemos olvidar que, a pesar de las fuertes subidas experimentadas desde julio de 2012, los bancos no habían iniciado una tendencia alcista, simplemente se han movido desde la parte baja del amplio movimiento lateral a la parte alta. Y al levantar la prohibición de operar con posiciones cortas, es lógico que, con las divergencias bajistas que dibujaban los indicadores de momento y habiendo aprovechado algunos de los bancos para vender autocartera a estos niveles, se activarán señales para abrir posiciones cortas.

Los bancos están saneados pero para que ganen dinero la economía se tiene que recuperar. El caso paradigmático es el Popular. Para subir necesita que esta vez se cumplan las previsiones de su presidente. El Santander está muy introducido en Brasil y la economía de este país se está desacelerando.

Si nos fijamos en el gráfico del Santander, observamos que la caída ha sido muy violenta con lo que a muy corto plazo podría producirse un rebote. A pesar de que a corto plazo pudiera producirse un rebote, vamos a considerar como escenario más probable que se dirija a la zona de los 5,75, antiguo soporte que debería funcionar de nuevo ahora.

Iberdrola, RWE, EON, Repsol, Telefónica, France Telecon están débiles, pero ahora nos encontramos con que hasta Inditex, Siemens y Bayer también se muestran débiles.

Comparen estos gráficos con los de L´Oreal (porque nosotras lo valemos), Unilever o Pfizer, y verán la razón por la que el IBEX tendría que caer más. Y si les queda tiempo vean el gráfico que tiene el Euro/yen, eso es una tendencia alcista (no hay guerra de divisas, simplemente se está recuperando de la caída desde 2008 hasta 2012, para guerra de divisas la que organiza Alemania cuando ella solita debería tener una moneda superapreciada y no la tiene porque está en la Eurozona).

No confíamos en la insistencia oficial de que lo peor de la crisis de la eurozona ha pasado ya.

Nosotros no creemos a las autoridades económicas españolas ni europeas, ni al presidente del Banco de Santander, cuando dicen que a finales de este año empezaremos a crecer y que se han sentado las bases de la recuperación.

Resulta tan obvio que se trata de una actuación coordinada para hacernos pensar eso que sus opiniones resultan aún menos fiables. Esto lo dicen los que se han tragado la burbuja inmobiliaria más grande de la historia y la quiebra del sistema financiero español y el europeo.¿Pero qué credibilidad puede tener esta gente? Tan sólo tienen la amplificación de sus declaraciones por parte de los medios de comunicación de masas.

Uno de los argumentos con el que nos están golpeando todos los días es la mejora de las exportaciones. Es cierto que las exportaciones han crecido durante los 11 meses del 2012 a una tasa del 11%, pero la razón por la que podemos cerrar el año con un ligero superavit en la balanza de pagos es porque las importaciones se han contraído a un ritmo del 12%, como consecuencia de la caída de la demanda interna, que además ha sido acentuada por unas medidas fiscales y monetarias salvajemente contractivas. ¡Cómo no se van a incrementar las exportaciones si la demanda interna se hunde, se despide de forma masiva a los empleados y a los que se quedan o a los que son contratados les rebajan el sueldo! ¿Qué otra opción le queda a las empresas para sobrevivir? Pues exportar, y aún asi tiene un límite de mejora, porque si tenemos en cuenta que para exportar tenemos que importar una parte, nos debe quedar un margen del 10-15%.

¿Cómo se puede celebrar la devolución de dinero LTRO cuando los préstamos netos concedidos por los bancos de la zona euro están cayendo?

Es negar lo obvio con la intención de confundirnos, cuando basta simplemente con mirar alrededor para ver la cruda realidad: elevadas tasas de desemplo, salarios “basura” de 600-800 euros, una seguridad social que no va a poder pagar las pensiones de los que estamos en activo, y expulsión de nuestros jóvenes fuera de su casa, cuando hemos sido nosotros los que los hemos criado y educado, para que ahora se aprovechen otros. 

Con ser grave la corrupción, lo peor es que estamos en manos de unos irresponsables. ¿Cómo se puede decir que saldremos a finales de este año? ¿No se leen las actas de FOMC o lo que dice Bernanke?

¿Cómo se puede decir que estamos en la senda de la recuperación cuando expulsamos el talento y no invertimos en I+D, y la Seguridad Social no puede pagar las pensiones de los que estamos ahora en activo y cotizando?

No nos engañemos estamos en manos de la Providencia. En realidad, no saben qué hacer, solo han hecho lo obvio: dar dinero a los bancos y quitar derechos a los débiles. Aún así y considerando que las medidas adoptados fueran las correctas, seguimos dependiendo de que venga a España la inversión productiva extranjera, si no vuelve, nada de nada. Así que menos cuentos, son …….Divinas Palabras.

Las medidas que están adoptando sólo persiguen “achatarrar”, ojalá fuese la “destrucción creativa” a la que se refería Schumpeter, el exceso de capacidad productiva, es decir, “achatarrar” seres humanos y despojarles de derechos laborales adquiridos durante muchos años, mientras que  a los bancos se las ha dado el dinero que han perdido por su mala gestión, y se le regala bien de forma directa o a base de créditos del BCE a tipos bajos. De este modo compran tiempo y esperan a ver qué pasa. No hay nadas más, sólo Divinas Palabras,  y como saben que lo conocemos perfectamente nos quieren hacer creer que la salida de la crisis está ahí, a la vuelta de la esquina. Divinas Palabras…..

No vemos ningún indicador adelantado que muestre una mejora de la actividad económica si exceptuamos la tasa de crecimiento de la M3. Y por lo que hace referencia a España, todos sabemos que los bancos no conceden créditos y además, la falta de confianza de los ciudadanos en unas instituciones politizadas y la percepción que tiene la ciudadanía de que existen elevados niveles de corrupción y de la incompetencia de la clase política, dificultarán aún más la recuperación económica.

Los economistas sabemos que para que un país progrese se precisan instituciones sólidas e independientes, y una sociedad civil debidamente articulada. Si no se tienen, los niveles de paro e inflación serán elevados, y seguirán expulsando a nuestros jovenes de sus hogares. 

Ni un plan, ni una propuesta para frenar esta sangría ni por el partido A, ni por el B ni por el C, sólo Divinas Palabras. Tragicomedia de aldea.

Gráfico horario del IBEX 35

 

 

 

Compartir