Posted on

Madrid, lunes 3 de noviembre de 2014

 

Las bolsas reciben con fuertes alzas el regalo monetario que el Banco de Japón les ha hecho para Halloween

 

No les importa que sea el miedo a la deflación lo que realmente impulsa a los bancos centrales a llevar a cabo este tipo de actuaciones  desesperadas

Comentario de J.L. Cava

El Banco de Japón sorprendió a todos con la aprobación de un ambicioso programa de estímulo monetario a través de la compra de bonos, acciones e incluso bienes inmuebles. Y lógicamente las bolsas reaccionaron con fuertes alzas.

La pregunta que nos debemos hacer es qué razones han llevado a las autoridades japonesas a adoptar esa decisión.

El miedo a la deflación es un hecho. Basta con leer los párrafos siguientes extraídos de un reportaje publicado el domingo por el diario “El Pais”: “El término deflación se ha colado en las cuentas de los supermercados. Así justifican las cadenas la bajada de facturación de los últimos meses: los precios de los alimentos han bajado, así que, incluso cuando logran mantener el volumen de kilos y litros vendidos, en sus cajas registradoras entra menos dinero.

“Para muchas frutas y verduras nunca hemos conocido precios tan bajos como los de este verano en toda nuestra historia”, asegura Ricardo Currás, consejero delegado de los supermercados Dia.

La guerra de precios puede suponer algo de alivio a los hogares a corto plazo, que ven reducido su recibo de la compra en unos céntimos. Sin embargo, en un sector con márgenes de beneficio tan ajustados como el de los alimentos frescos, a medio plazo la pérdida de negocio puede poner en riesgo inversiones, empleos e incluso la supervivencia de las cadenas y productores más débiles, según advierten los expertos.

Los precios de los alimentos llevan cinco meses a la baja, según las estadísticas del IPC que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE). De media se han reducido entre el 0,5% y el 2,2%. Pero en algunas categorías la rebaja ha sido más profunda: los aceites eran en septiembre el 12,6% más baratos que un año antes; las patatas, el 20%; la carne de ave, el 2,7% menos; y la de cerdo es un 2,2% más barata que en 2013.

Ahora bien, el peligro deflacionista no es exclusivo de España, “La llegada de la deflación al carrito de la compra no es un fenómeno exclusivamente español, señala Himanshu Pal, director de perspectivas de ventas de Kantar Retail para Europa, Oriente Próximo y África.

En Reino Unido, por ejemplo, la potencia de Tesco —agresivo en precio y marca blanca— también supone una fuerte presión para el sector.

Y en Francia proliferan las políticas de descuentos y de márgenes reducidos, que ya no son solo prácticas habituales en las cadenas de descuento. Esto, dice, “afecta a las estrategias de empleo e inversión de los grandes grupos”. De ahí, señala, que cadenas como Dia o Carrefour prefieran optar por crecer con franquicias, ya que así el desembolso para expandirse no corre de su cuenta.

Además, recuerda este analista, “al final la presión acaba por llegar a los proveedores”, que son los que cargan con buena parte de las rebajas. Pese al efecto que la deflación está teniendo sobre las cuentas de las empresas, Himanshu Pal no cree que se vayan a replantear las estrategias. “No veo que vaya a cambiar a corto plazo”, vaticina.”

Europa ha caído en una crisis peor que la de Japón. Circunstancia que no resulta sorprendente si tenemos en cuenta decisiones como la subida de tipos por parte del BCE en el año 2011 o con el fallo general de los supervisores.

Volvamos a las bolsas.

Es cierto que el S&P 500 subió con fuerza pero el volumen negociado durante la sesión del viernes no fue elevado. Las líneas de “avance/descenso” sí subieron con fuerza.

La pregunta es sencilla: ¿superará el S&P 500 la resistencia?

A nosotros nos hubiera gustado que el volumen hubiera sido más elevado. Creemos que la fiereza de la subida se ha producido por la cancelación agresiva de posiciones cortas más que a la entrada de dinero fresco.

Ahora bien, debemos considerar que la tendencia sigue siendo alcista. Y lo seguirá siendo en tanto en cuanto el VIX se mantenga por debajo de 18.

Si tenemos en cuenta que la subida experimentada por el S&P 500 desde los mínimos del 15 de octubre hasta los máximos del viernes ha sido cercana al 11%, los elevadísimos niveles de “sobrecompra” y el optimismo reinante, creemos que lo más probable es que a corto plazo se produzca una parada, un movimiento correctivo de cierta duración. 

Sin perjuicio de ese parón, la tendencia sigue siendo alcista.

Gráfico diario del S&P 500 Contado

1111122

Tal y como podemos ver en el gráfico del ETF del NASDAQ 100, su cotización ha superado los máximos previos. Si bien se está mostrando más fuerte que el S&P 500, también debemos destacar que ha superado la resistencia pero con un volumen relativamente bajo.

Gráfico diario del ETF del NASDAQ 100 (QQQQ)

1111123

La fortaleza mostrada por el dólar presionó con fuerza a la baja al oro.

El último tramo al alza se inició en torno a 10.000 y el IBEX cerró el viernes ligeramente por debajo del 10.500.

Las buenas noticias y el cierre del mes han favorecido ese movimiento al alza que se ha producido prácticamente en dos días.

Tras las fuertes subida del jueves y del viernes, vamos a considerar como escenario más probable que el IBEX se mueva lateralmente, Mantendremos una predisposición alcista a corto plazo mientras se mantenga por encima de 10.350.-10.300.

Gráfico diario del IBEX 35

1111121

bneR04

Comentario de Enrique Santos [sc:boton-mail ]  [sc:twitter-enrique]   

Alicante, lunes 3 de noviembre de 2014  07:48

DAX-Xetra / Eurostoxx 50.-  La acción coordinada de los bancos centrales (esta vez fue el de Japón) consiguieron que lo índices europeos cerrasen el mes de octubre por encima de la media de 20 meses alejando una vez más el peligro que se cernía sobre ellos a comienzos de mes (ver comentario del 8 de octubre )

 La incertidumbre sobre el futuro de la Unión Europea es creciente. La carrera es cada vez más veloz y la dirección de los procesos  político, institucional o económico, cada vez más imprevisible. Puede valer como muestra el hecho de que partidos de signos tan divergentes como el Frente Nacional en Francia o Podemos en España, se estén planteando formar gobierno en la próximas elecciones.

Principales índices europeos. % de  variación en 2014. Gráfico semanal

indices

TABLA DE TENDENCIA MENSUAL (LP) SEMANAL (MP) DIARIO (CP)
MACD (componentes Eurostoxx 50) 24/10 31/10 24/10 31/10 24/10 31/10
CORTADO AL ALZA Y > 0 (alcistas) 23 25 06 06 02 20
CORTADO A LA BAJA Y < 0 (bajistas) 01 01 27 26 20 02
SIN TENDENCIA DEFINIDA 26 24 17 18 28 28

 Desde el punto de vista del momento, la situación se ha invertido en una semana en el corto plazo y hemos pasado del 20/02 para los bajistas que veíamos el pasado lunes, a la proporción inversa que vemos en la tabla de tendencia de hoy.

 En el largo plazo, los alcistas controlan a la mitad de los componentes del Eurostoxx, que todavía no ha logrado alcanzar el 61.8% de retroceso desde los mínimos de marzo de 2009. El más débil en el medio plazo sigue siendo el DAX.

Eurostoxx 50 contado. Gráfico mensual. MACD. Media de 20 meses.

EU5020141103M

 En el muy corto plazo, la semana pasada veíamos como los dos intentos de romper el soporte de los 2970 puntos resultaban fallidos. Los triángulos diagonales que vimos en el Eurostoxx y en el DAX no tuvieron el desarrollo a la baja del que alertaban y finalmente el viernes los dos índices conseguían situarse por encima del 61.8% de retroceso del segmento a la baja desplegado desde los máximos de septiembre

  Esto significa que lo más probable es que se alcancen los máximos (3293 en el Eurostoxx y  9900 en el Dax), pero también que ambos índices estén formando una pauta plana y que antes de alcanzar los máximos se desplieguen sendas pautas de impulso a la baja. 

  De hecho, si nos fijamos en el detalle, el gráfico del viernes volvió a dibujar otro triángulo diagonal, que muestra la fuerte resistencia al avance alcista que están soportando los dos índices.

Eurostoxx 50 futuro. Gráfico horario. Detalle en gráfico de cinco minutos.

EU5020141103H

Compartir