Posted on

Madrid, miércoles 8 de noviembre de 2017

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 se mostró ayer algo más débil, llegó al 2.581 y desde ese nivel rebotó.

A pesar del rebote es indudable que se produjo una descarguita de papel durante la primera parte de la sesión.

Los sectores financiero y farmacia registraron una oleada vendedora.

Y el sector de la energía registró una realización de beneficios. Una parada dentro de la tendencia alcista.

Ahora bien, los valores más débiles fueron los de pequeña y mediana capitalización, cuyos índices más relevantes perforaron las primeras zonas de soporte. Por ese motivo, las líneas de “avance/descenso” descendieron ayer.

El VIX subió pero nada significativo.

A pesar del retroceso de ayer, el S&P 500 no perforó la zona de soporte de los 2.570-2.575. Por lo tanto, debemos seguir otorgando a la tendencia alcista de corto plazo el beneficio de la duda.

La perforación del 2.570 abriría el camino al 2.560. El 2.560 es un soporte cuya perforación sí que aceleraría las presiones vendedoras.

El NASDAQ 100 se mostró más fuerte que el S&P 500 aunque se encuentre en un estrecho movimiento lateral.

La zona 6.295-6.275 constituye la primera zona de soporte significativa. Mientras no sea perforada, mantendremos una predisposición alcista a corto plazo.

El DAX a nivel intradiario llegó a perder el 13.400, si bien cerró en los 13.401.

Hoy volveremos a fijarnos en el 13.400, su perforación a nivel de precio de cierre sería un signo de debilidad.

El IBEX se alejó del 10.300 y es probable que a corto plazo siga cayendo.

El saldo de Italia y España en Target2 es precoupante. Italia es el pais que más debe de Europa y se está produciendo una huída masiva de capitales de Italia. En España se está produciendo algo similar, probablemente desde Cataluña.

 

Compartir