Publicado el

Madrid, miércoles 7 de marzo de 2018

Comentario de J.L. Cava

El movimiento del S&P 500 hacia la zona de los 2.733 vamos a considerarlo como un rebote.

Durante la sesión de ayer pudimos ver que, tras llegar a la zona de los 2.733 e intentar superarla por tres veces se giró brucamente a la baja. La excusa fue la dimisión de Cohn. Ahora, el 2.733 se ha convertido en una resistencia significativa.

De la misma manera que cayó el S&P 500 también lo hizo la rentabilidad de las notas y de los bonos. No resulta sorporendente porque se había alcanzado un record histórico en posiciones cortas por parte de los particulares ylos “hedge funds”. Estos dos grupos habían adoptado un enorme volumen de posiciones cortas en base a unas expectativas de crecimiento económico y de inflación exageradas. La contrapartid a estas posiciones, es decir posiciones largas, las mantenía el “smart money”.

En cuanto al S&P 500 vamos a considerar que se dirija al 2.640-2.645. Es probable que al llegar a ese nivel se mueva lateralmente o experimente algún tipo de rebote. Ahora bien, de ser perforado se acentuarían las presiones bajistas y haría muy probable una vuelta a la zona de mínimos.

El DAX llegó a la zona de los 12.250 y se giró a la baja.

Por lo tanto, vamos a considerar como escenario más probable que continúe la tendencia bajista y que se encamine ahora a la zona de los 11.800-11.700.

El IBEX se giró al llegar al 9.677. Es un signo de debilidad.

Por lo tanto, vamos a considerar como escenario más probable que se ahora se dirija al 9.400 y que probablemente lo perfore.

Es probable que a corto plazo el “euro/dólar” retroceda para corregir parte del último tramito al alza.

El oro subió con decisión y vamos a considerar que a corto plazo se dirija a los 1.360.

Compartir