Posted on

Madrid, miércoles 6 de diciembre de 2017

Comentario de J.L. Cava

Sí, es China.

Hoy hemos visto como las bolsas chinas han caído con cierta decisión presionadas a la baja por los tecnológicos.

Los valores chinos equivalentes a los denominados FANG de los EE.UU. han retrocedido más de un 10%.

Y el Shanghai Composite ha perforado el soporte de los 3.300. Cerró esta mañana al nivel más bajo de los últimos 4 meses.

El problema al que se enfrenta China es que, tras el Congreso, Xi quiere poner cierto orden, lógicamente a costa de un mayor crecimiento. Zi quiere sustituir cantidad por calidad.

El impulso crediticio chino no para de caer. Y, por lo tanto, deberíamos considerar que para la tercer trimestre de 2018 se desacelere notablemente la economía de China, o lo que es lo mismo la economía del mundo.

La frenética construcción de carreteras, puentes y subterráneos de China está lista para una desaceleración importante, añadiendo un viento en contra para el crecimiento económico en 2018.

El Bitcoin se encuentra en plena tendencia alcista.

Por lo que hace referencia a las bolsas, el S&P 500 se encuentra en una fase correctiva que puede llevarlo a la zona de soporte de los 2.600.

Tal y como ya esperábamos el NAADAQ 100 se encuentra más débil y ligeramente por encima del soporte de la zona 6,230. La perforación de este nivel abriría el camino a niveles próximos al 6.080.

El DAX ha vuelto a la zona de soporte de los 12.850-12.800.  La perforación de este soporte, que ha  funcionado en varias ocasiones, sería un signo de debilidad y abriría la puerta a una caída hasta la zona de los 12.500.

El IBEX sigue dentro del canal bajista. No ha podido con el 10.240 y ahora es probable que se dirija al soporte de los 9.800.

Compartir