Posted on

Madrid, miércoles 4 de enero de 2017

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 hizo en la sesión de ayer un máximo en 2.263,9 pero cerró claramente por debajo de ese nivel por la caída del precio del petróleo desde los máximos de la sesión (55) hasta la zona de los 52.

El S&P 500 sigue atrapado en el movimiento lateral que comenzó el 14 de diciembre de 2016.

La verdad es que, salvo para los bancos, el “Trump rally” tiene poco sentido. Los valores están caros.

La fuerte subida de Goldman Sachs favoreció el movimiento al alza de las bolsas estadounidenses.

Tras una apertura al alza, al poco de comenzar la sesión se activaron programas de venta de acciones.

Ahora bien, a pesar de ello el VIX cerró en 13,5, por debajo de 15. Mientras el VIX se mantenga por debajo de 15, mantendremos una predisposición alcista.

Hoy nos vamos a fijar en el comportamiento del S&P 500 porque si no fuese capaz de superar los máximos de ayer, mostraría un signo de debilidad y haría más probable un movimiento hacia la zona de los 2.200.

El IBEX se movió al alza gracias a la fortaleza del Santander, BBVA y Caixabank. Hacia el final de la sesión se produjeron realizaciones de beneficios. Si estas ventas continuaran durante la sesión de hoy sería un signo de debilidad.

Los bancos españoles se encuentran en plena zona de resistencia y por ello es probable que se produzcan realizaciones de beneficios.

Compartir