Posted on

Madrid, miércoles 31 de mayo de 2017

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 se movió lateralmente durante la sesión de ayer dentro de un estrecho rango. Y con un volumen negociado bajísimo, más propio de un viernes de agosto.

Lo más llamativo de la sesión de ayer fue la caída de la rentabilidad de los notas del Tesoro en todos los plazos. Este hecho presionó a la baja la cotización de los bancos.

Resulta curioso que los participantes en el mercado de bonos sigan acumulando posiciones en títulos del Tesoro de los EE.UU., cuando el FED sigue empeñando en continuar con al subida de los tipos de interés y reducir el balance. Es probable que los participantes en el mercado de bonos estén descontando que el FED va a provocar con sus subida de tipos que la economía de los EE.UU. entre en recesión.

Los grandes valores del sector tecnológico siguen mostrándose fuertes mientras que los de pequeña capitalización siguen debilitándose. Por ese motivo, las líneas de “avance/descenso” retrocedieron durante la sesión de ayer.

El VIX subió en mayor medida de lo que cayó el S&P 500.

La primera zona de soporte del S&P 500 se encuentre en 2.400-2.390. Mientras el S&P 500 se mantenga por encima consideraremos que los alcistas tienen el control.

El DAX se mantuvo por encima del 12.500. Solo la perforación de ese nivel acentuaría las presiones bajistas. La resistencia se encuentra en 12.700.

El IBEX se mantuvo por encima de los 10.780-10.750. La perforación de esa zona aumentaría la presión vendedora. La resistencia se encuentra en 11.000.

Compartir