Publicado el

Madrid, miércoles 31 de enero de 2018

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 registró ayer un realización de beneficios. La subida había llevado a los indicadores a niveles extremos y por ello podemos calificar el movimiento de ayer como lógico. Más aún si tenemos en cuenta la subida experimentada por la rentabilidad de las notas y los bonos.

Se paró en la primera zona de soporte, los mínimos del pasado 24 de enero.

Existe una zona de soporte que se extiende desde 2.822 hasta 2.807.

La perforación del 2.807 abriría el camino hacia los 2.750.

El NASDAQ 100 se paró en el 6.890, primera zona de soporte. La perforación de los mínimos de ayer abrirían el camino hacia el 6.700.

El VIX cerró por encima de la resistencia de la zona de 13.

Es indudable que el riesgo de que se produzca una fuerte corrección del S&P 500, entre un 5% y un 10%, es alto, aunque no sabemos cuando se producirá.

Las condiciones para que esa caída se produzca  en el mes de febrero o en marzo están dadas.

El VIX presenta una zona de resistencia en la zona 15-17,5. La superación de esta zona nos avisaría del inicio de esa fuerte corrección.

La subida de la rentabilidad de las notas a 10 años ha preocupado a los inversores en bolsa. Ahora bien, es preciso tener que la rentabilidad de las notas a 10 años presenta una fuerte resistencia en la zona de los 2,90%-3%. Por lo tanto, es probable que a corto plazo siga subiendo hasta alcanzar dicha resistencia. Sólo la superar del 3% aceleraría las ventas de acciones.

El “euro/dólar” se movió lateralmente por encima de 1,23. La perforación del 1,23 nos avisaría de la formación de un techo en la zona de 1,25.

El giró a la baja experimentado por el DAX hace muy probable que siga cayendo a corto plazo y que se encamine al soporte de la zona 12.800-12.750.

El IBEX perforó violentamente el 10.545. Este hecho hace muy probable que ahora se encamine hacia el 10.300.

 

 

Compartir