Posted on

Madrid, miércoles 25 de enero de 2017

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 cerró al alza gracias fundamentalmente al rebote del sector bancario, a la subida del sector de metales  y a la superación de los máximos del sector de materiales. Cobre, Platino y Paladio subieron con decisión. El cobre subió por el rechazo de los trabajadores chilenos de la oferta salarial de los empresarios.

El rebote del sector bancario nos avisa de que probablemente la situación de “sobrecompra” que se produjo tras la subida desde el 8 de noviembre al 15 de diciembre, se está desvaneciendo. El rebote se produjo porque el sector bancario estaba sobrevendido (ya dijimos en nuestro comentario del lunes que se habían incrementado notablemente el volumen de compra de opciones de venta, lo que por la Teoría de la Opinión Contraria es alcista) y el programa de infraestructuras presentado por los Demócratas impulso al alza al sector de infraestructuras.

Los medios de comunicación calificaron la subida de ayer como el segundo rally de Trump o el rally de las infraestructuras.

El sector de materias básicos supero la zona de resistencia y salio de su movimiento lateral. Por lo tanto, es probable que, tras una parada, siga subiendo a corto plazo.

Aquí el que manda es el precio y se ha movido de la parte de abajo a la de arriba del movimiento lateral.

Las líneas de “avance/descenso” subieron en sintonía con el movimiento del S&P 500.

El volumen negociado se incrementó significativamente.

El VIX se mantiene en la zona de mínimos. En realidad, en la medida que se ha mantenido por debajo de 15, siempre ha sido alcista.

Los alcistas siguen controlando la situación. Y desde el punto de vista técnico, mientras se mantenga por encima de 2.250, mantendremos una predisposición alcista.

La rentabilidad de las notas a 10 años subió a la zona de los 2,45%. La subasta de notas a 2 años registro una fuerte demanda por la subida de la rentabilidad.

Las ventas de bonos de UK a 40 años alcanzó un record.

 

 

Compartir