Posted on

Madrid, miércoles 18 de enero de 2017

Comentario de J.L. Cava

Los bancos, que es la posición preferida por los gestores de los fondos de inversión, cayeron claramente durante la sesión de ayer. La excusa: ahora hay dudas sobre las políticas de crecimiento de Trump.

Obviamente es una excusa, nada más. La caída se ha producido porque, tras una subida del 24% desde el 8 de noviembre y habiendo tomado todo el mundo ya la participación que quería, los indicadores de momento están muy “sobrecomprados” y algunos inversores han optado por realizar los primeros beneficios.

Las ventas de acciones de Goldman y de JP Morgan presionaron a la baja al Dow.

Ahora bien, el volumen negociado durante la sesión de ayer fue muy bajo.

El S&P 500 sigue dentro del movimiento lateral, pero el riesgo de un movimiento a la baja es más probable.

El VIX subió pero se mantiene claramente por debajo de 15.

A pesar de las lógicas dudas por lo que vaya a decir el viernes Trump y por la expiración de los contratos de futuros y opciones, la tendencia intermedia sigue siendo alcista.

El IBEX rebotó al llegar al 9.355 y el DAX al llegar al 11.426. Por lo tanto, debemos concluir que los primeros niveles de soporte funcionaron. Sólo la perforación del 9.300 por el IBEX o el 11.400 por el DAX acelerarían las ventas.

 

Ayer habló Teresa “Maybe”. Nos contó el rollito de “nos divorciamos pero seguimos siendo amiguitos”. May espera que la UE acepte un divorcio tranquilo, como amigos. Incluso dijo expresamente que quería seguir accediendo al mercado único. May fue firme en la cuestión de la inmigración, pero suavizó el mensaje diciendo que ella quiere permitir que los ciudadanos de la UE que ya estén en el Reino Unido se queden.

Ahora bien, es precisamente que UK tiene una posición débil tanto con los países de la Unión como con el resto del mundo, porque todo el mundo sabe que tendrán que buscar nuevos mercados para sus productos si no llegan a un acuerdo con la Unión Europea.

La City ha capitulado: las entidades no tendrán el pasaporte europeo. Eso sí, seguramente conservarán las “clearing houses”.

Ahora bien, no espero que vengan a España porque no tenemos banqueros de inversión preparados, pero tampoco está claro que vayan a Francia o Alemania. Eso sí, espero que no haya una crisis financiera.

Esperaba un discurso catastrófico pero me pareció un buen discurso, si bien la Unión Europea debe negociar desde una posición dura: acceso al mercado único a cambio de libre circulación de personas.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, describió en Twitter el proceso como ” triste, a veces surrealista pero considero que,al menos el anuncio fue más realista”.

Y me encantó que dijera que  las otras 27 naciones de la UE estaban “unidas y listas para negociar” una vez que Gran Bretaña iniciara formalmente el proceso.

 

 

 

Compartir