Posted on

Madrid, miércoles 17 de mayo de 2017

Comentario de J.L. Cava

La principal preocupación de los gestores de fondos estadounidenses es China, ha sustituido a Europa.

El Banco Central de China parece que ha capitulado en su proceso de conseguir el desapalancamiento de los bancos chinos.

Por si fuera poco, en la sesión del martes las autoridades chinas cerraron el mercado de bonos porque, según ellas, se produjeron anomalías.

Todo ello, sin embargo, no afectó a las bolsas estadounidenses. La tónica sigue siendo la misma: movimiento inferior al 0,5% del S&P 500 y la subida del NASDAQ compensa la caída de los sectores más débiles.

Resulta llamativo que desde 1969 no se haya dado la circunstancia de que el S&P 500 haya estado tantos días con un movimiento inferior al 0.5%. Los bancos centrales han anulado la volatilidad. El VIX lleva 17 días por debajo de 11, hecho que no había sucedido antes.

Lo que mas me ha llamado la atención durante la sesión de ayer fue la debilidad del dólar frente al yen. Y también frente al euro.

Si tenemos en cuenta que los gestores de fondos estaban largos en dólares de forma masiva, debemos concluir que la caída del dólar se debe a que están todos cancelando posiciones largas en dólares y cortas en euros. Por lo tanto, es probable que el “euro/dólar” siga subiendo a corto plazo con un objetivo próximo a los 1,15.

La apreciación del yen favorece la subida de los bonos y de oro. Por lo tanto, vamos a considerar como escenario más probable que los bonos y el oro suban a corto plazo, máxime cuando los gestores de fondos estadounidenses vendieron ya posiciones largas en oro de forma masiva.

El S&P 500 sigue moviéndose lateralmente. No hay nada nuevo respecto a días anteriores.

 

Compartir