Posted on

Madrid, miércoles 12 de agosto de 2015

Comentario de J.L. Cava

En primer lugar, queremos dejar constancia que nosotros creemos que la devaluación del yuan no perjudicará demasiado a las empresas estadounidenses consideradas en su conjunto. Y, por lo tanto, pensamos que esa medida no debería afectar al S&P 500.

Los principales riesgos a los que se enfrentan las empresas estadounidenses son el bajo crecimiento de los beneficios y la subida de tipos por parte del FED (nosotros pensamos que tendrá lugar en diciembre).

La excusa que han utilizado los medios de comunicación parra justificar el retroceso de ayer ha sido la devalucación de la moneda china frente al dólar estadounidense.

Nosotros creemos que no fuese ese el motivo, como tampoco lo era antes la crisis de Grecia. El objetivo es siempre el mismo: distraernos.

Los índices bursátiles y europeos se encuentran en un amplio movimiento lateral, el lunes se movieron al alza y el martes a la baja, pero en realidad no hay nada nuevo.

El S&P 500 perdió ayer prácticamente todo lo ganado el martes.

Nosotros seguimos pensando lo mismo que en días anteriores: movimiento lateral dentro de una tendencia alcista.

Creemos que lo más probable es que el S&P 500 siga moviéndose en tonro a 2.100 hasta diciembre.

Los alcistas no consiguen que el S&P 500 se acerque a los 2.135.

Estamos abocados a una rotura violenta, al alza o a la baja.

El IBEX no pudo con el 11.350 y se giró a la baja, con lo que continúa moviendose entre 11.350 y 11.040.

Compartir