Posted on

Madrid, martes 6 de enero de 2015

Santa Claus decepciona a los inversores en bolsa, como ……en 2000 y 2008

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 cayó con fuerza durante la sesión de ayer presionado por el descenso del precio del petróleo, la preocupación por la posible salida de Grecia de la Unión Europea y por la desaceleración económica en Europa. La clave de las fuertes caídas ha sido la perforación del soporte de los 2.046.

La debilidad del sector de la energía (-4,14%) presionó a la baja a los índices por la elevada ponderación que tienen sus empresas en el Dow y en el S&P 500. Es difícil que un índice no caiga cuando uno de los sectores de mayor ponderación está en caída libre.

Nosotros creemos que la fuerte apreciación del dólar ha acelerado las ventas: se registró un volumen muy importante a la apertura, probablemente por una oleada vendedora procedente de Europa ante la debilidad del euro.

Con la baja rentabilidad de la deuda pública europea es lógico que la gente huya del euro y se dirija al dólar.

El VIX hizo un máximo en 21,29 y cerró en 19,92.

El volumen negociado fue superior a la media de diez sesiones pero no podemos calificarlo de muy elevado. Las líneas de “avance/descenso” sí que cayeron con fuerza.

En nuestro comentario del fin de semana dijimos: “La perforación del 2.046 y el VIX por encima de 20, sería un claro signo bajista.

El S&P 500 perforó el soporte de la zona 2.046. Sin embargo, el VIX no llegó a superar con fuerza la zona de 20. No obstante, vamos a considerar como escenario más probable que el S&P 500 siga cayendo a corto plazo y que se dirija como mínimo a la zona de los 1.980.

Mientras el VIX se mantenga por encima de 17 y el S&P 500 por debajo de 2050, consideraríamos que lo más probable es la continuación del actual tramo a la baja 

Mientras el S&P 500 se mantenga por encima de 1.980, consideraremos que el S&P 500 está desplegando una fase correctiva de la subida experimentada desde los mínimos de octubre de 2014.

Gráfico diario del S&P 500 Contado

1111124

El IBEX perforó el soporte de los 10.150. Por lo tanto, vamos a considerar como escenario más probable que ahora se dirija al soporte de la zona 9.400.

Gráfico horario del IBEX

1111122

Compartir