Posted on

Madrid, martes 31 de enero de 2017

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 abrió con decisión a la baja, hizo un mínimo en 2.266 y desde ese nivel rebotó para cerrar en 2.280. No cerró claramente por debajo de 2.280.

Por el momento, vamos a considerar que desde el 2.266 se ha iniciado un rebote. Es probable que este rebote pueda prolongarse hasta el 2.289. Mientras se mantenga por debajo de 2.289, mantendremos una predisposición bajista a muy corto plazo, en el “intradía” al menos, con un objetivo próximo a los 2.220.

Resultó llamativa la debilidad del sector financiero y de los valores de pequeña capitalización. El Russell 2000 también rebotó en la zona de soporte de los 1.340. La perforación de ese nivel sería un signo de debilidad porque ha sido respetado en dos ocasiones.

El VIX hizo un máximo en 12,90, si bien cerró 11,88. La superación de los máximos previos sería un gran signo de debilidad, 14-15.

El volumen negociado durante la sesión de ayer fue ligeramente superior a la media de 10 sesiones. Es decir, no hubo una gran descarga.

Es preciso tener en cuenta que hoy es el último día del mes y los gestores de fondos han podido intervenir frenando las caídas precisamente en los sectores en los que están mas cargaditos.

Las perspectivas ya no son tan positivas como se percibieron el pasado 8 de noviembre.

Es indudable que existe un riesgo político muy alto con Trump al frente de la administración estadounidense. Y también por las medidas de política económica que pueda adoptar.

Por lo tanto, ahora los inversores quieren los detalles concretos del plan de Trump. Y están valorando el notable incremento de las incertidumbre con un presidente como Trump. No se puede gobernar un país a golpe de intimidaciones y humillaciones. Todos los días amenaza a algún país, o a los seguidores de una religión o a un grupo de empresas.

La manera de frenar a un salvaje bravucón como éste es acudiendo a los tribunales, lo que puede causar un caos, paralizar la administración y la economía.

Los niveles de impopularidad de Trump en 8 días de gobierno son ya los mismos que cosechó Bush tras varios años.

Los economistas sabemos que un mal gobernante siempre acaba incrementando la inflación. La curva de tipos ya está descontando la Trumplación.

El verdadero enfrentamiento lo tendrá Trump con Yellen.

Goldman Sachs fue el valor que más contribuyó a las perdidas del Dow, precisamente el valor que vendieron los miembros del equipo económico de Trump.

Yo no creo que la subida que hemos visto desde el 8 de noviembre sea debido a Trump, fue debido al elevado volumen de posiciones cortas  abiertas y la cancelación de posiciones largas antes de la celebración de las elecciones. Y también fue debido al estímulo fiscal de China. De tal manera que creo que se debería llamar “Xi rally” en lugar de “Trump rally”, tal y como sugirió John Authers del Financial Times.

El DAX hizo un mínimo en 11.661 y desde ese nivel rebotó en la última hora, para cerrar en 11.700. La primera zona de resistencia vamos a situarla en 11.760. Mientras el DAX se mantenga por debajo, mantendremos una predisposición bajista a muy corto plazo.

El IBEX no fue capaz de acercarse al 9.515 a la apertura, y terminó perforando el 9.400. Si bien a corto plazo puede producirse un ligero rebote, mientras se mantenga por debajo de 9.450, mantendremos una predisposición bajista con un objetivo mínimo en la zona de soporte de los 9.275.

 

Compartir