Posted on

Madrid, martes 29 de agosto de 2017

Comentario de J.L. Cava

Las fuerzas alcistas se desataron en el oro y especialmente en las empresas mineras.

Vimos como el GDX (ETF de empresas mineras de oro) superó la recta directriz bajista y se desataron las ordenes de compra.

El volumen negociado durante la sesión de ayer del GDX fue el doble de la media de 10 sesiones.

A corto plazo nos vamos a fijar en el nivel 24, mientras que la cotización del GDX se mantenga por encima vamos a considerar como escenario más probable que el GDX se dirija a la zozna de 26.

El S&P 500 se ha movido lateralmente. No parece que vaya a ninguna parte. El volumen negociado durante la sesion de ayer fue muy bajo. A corto plazo, lo más probable es que despliegue un tramo a la baja.

Ahora bien, mientras el S&P 500 se mantenga por encima de 2.400, mantendremos una predisposición alcista a medio plazo.

El DAX ha estado atrapado entre el 12.300 y el 12.000 durante todo el mes de agosto. Y sigue ahí.

Sólo nos queda una cosa: la perforación del soporte o la superación de la resistencia. En tal caso, asistiríamos a un movimiento más significatvo.

El IBEX no ha podido con la zona 10.445 y es probable que termine por dirigirse a la zona de los 10.150 a corto plazo.

Compartir