Publicado el

Madrid, martes 22 de mayo de 2018

Comentario de J.L. Cava

El acuerdo entre los dos partidos populistas italianos incluye la solicitud al Banco Central Europeo que condene la deuda pública italiana que tiene en su poder.

Actualmente, el único comprador de deuda pública italiana es el BCE.

El nuevo gobierno pretende reducir los impuestos e incrementar el gasto (al estilo Trump), lo que obviamente disparará el déficit público, entonces, surge la siguiente pregunta: ¿Quién lo financiará?

La otra opción que barajan es salir de la zona euro. Si lo hicieran el desplome de la nueva moneda italiana sería espectacular y sería un suicido económico.

Tras la fuerte apertura a la baja de ayer de las bolsas italianas, los cuidadores consiguieron sujetar al FTSE MIB Index en la primera zona de soporte significativa, y a la hora que escribo este comentario el índice se está moviendo lateralmente por encima de los mínimos de ayer.

No podemos decir que la tendencia bajista haya concluido, los cuidadores tratarán de desplegar un movimiento lateral antes de que pueda desplegarse otro tramo a la baja.

El soporte donde ayer lo pararon es un soporte significativo por lo que su perforación activaría nuevas señales de venta.

Los bancos italianos sufrieron durante la sesión de ayer y obviamente perjudica a la banca española.

La situación política de Europa es verdaderamente preocupante: los partidos políticos tradicionales están desacreditados y el populismo gana terreno aprovechándose, desde la perspectiva económica, de la debilitad de la recuperación económica y de los recortes impuestos por Europa.

El IBEX se ve lastrado por la caída del sector bancario y de Telefónica, y favorecido por la subida de Repsol y Gas Natural.

La zona de los 10.000-9.930 es una zona de soporte. En la sesión de hoy, por lo que he visto a la hora de hacer este comentario, ha rebotado al llegar a ella y ahora se encuentra desplegando un movimiento lateral.

En el momento en que escribo este comentario, el IBEX está en 10.117. Pues bien, mientras se mantenga por debajo de 10.220, mantendremos una predisposición bajista a corto plazo.

El CAC 40 se ha mostrado relativamente más fuerte que el DAX por la elevada ponderación que tiene en el mismo Total. El precio de sus acciones se ha visto favorecido por la fuerte subida del petróleo y ha impulsado al alza al CAC 40.

Por lo que hace referencia al DAX, se encuentra desplegando una fase correctiva y mientras se mantenga por encima del 13.000, mantendremos una predisposición alcista.

El “euro/dólar” rebotó durante la sesión de ayer por el elevado grado de “sobreventa”. La fortaleza del dólar y la situación política en Italia no favorecen movimientos al alza del euro. Por lo tanto, mientras se mantenga por debajo de 1,19, mantendremos una predisposición bajista.

El petróleo, futuro de junio del “crude oil”, subió de nuevo durante la sesión de ayer. La tendencia sigue siendo alcista, si bien es probable que se produzca una leve corrección a corto plazo. Ahora bien, mientras se mantenga por encima de la zona 65-66, la predisposición debería seguir siendo alcista.

El soporte del S&P 500 a corto plazo se encuentra en 2.700. Mientras el S&P 500 se mantenga por encima, mantendremos una predisposición alcista. Podríamos considerar como zona de soporte: 2.700-2.690.

La resistencia está muy bien definida y se encuentra en torno a 2.750.

Mientras el S&P 500 siga moviéndose dentro de este rango la tendencia dominante a corto plazo es la alcista y lógicamente la superación del 2.750 avisaría del desarrollo de un nuevo tramo al alza.

 

 

 

Compartir