Posted on

Madrid, martes 21 de junio de 2016

Comentario de J.L. Cava

A pesar de la fuerte subida a la apertura, el S&P 500 cerró ligeramente por debajo de 2.085.

Por lo tanto, sigue atrapado en el mismo movimiento lateral entre 2.085 y 2.050.

En mi opinión, la subida de ayer se debió a la cancelación de las posiciones cortas tomadas con el intención de posicionarse de cara al posible Brexit.

Ahora bien, por lo visto en la parte final de la sesión, es probable que ahora falte dinero para que la subida continúe. Habiendo desaparecido el dinero de las posiciones cortas, lo más probable es que las bolsas retrocedan posiciones.

Tras desaparecer el dinero de las posiciones cortas, ahora debemos esperar volatilidad dentro del movimiento lateral hasta el próximo jueves. Y resulta probable que el S&P 500 se dirija de nuevo a la zona de los 2.050.

La zona 2.080 podría funcionar como soporte a corto plazo, pero su perforación abriría el camino hacia los 2.050.

No obstante, la tendencia intermedia sigue siendo alcista y es probable que en los próximos meses el S&P 500 intente dirigirse a la zona de los 2.300-2.350.

El DAX retrocedió el 0,618 del último tramo a la baja. Es probable que, tras la fuerte subida de ayer, experimenta una corrección y se dirija a la zona 9.800.

La perforación del 9.800 nos avisaría de un retroceso mayor.

El IBEX, a golpe de hueco, se paró al llegar a la primera zona de resistencia 8.600-8.650. Tras la fuerte subida del jueves y el viernes es probable que corrija parte de las ganancias y se encamine a los 8.450.

La zona 8.600-8.650 representa un retroceso del 0,618 del tramo a la baja previo, lo que le otorga un gran significado técnico.

 

Banner-NEW-01

Compartir