Posted on

Madrid, martes 18 de octubre de 2016

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 no termina de arrancar y ayer volvió a la zona de los 2.120. Fue una continuación del decepcionante movimiento del viernes pasado.

Ahora bien, el volumen negociado durante la sesión de ayer fue bajo, en torno a un 70% de la media de 10 sesiones.

La caída del precio del petróleo provocó un retroceso del sector de la energía que lideró el movimiento a la baja del S&P 500.

El VIX cerró otra vez por encima de 15, que representa un riesgo bajista para las bolsas.

Es probable que el nivel de “sobreventa” alcanzado durante la semana pasada haya favorecido el rebote del jueves. El rebote a corto plazo se debilitó el viernes  porque el S&P 500 no pudo superar la zona de los 2.150. Ahora bien,  a un cortísimo plazo aún existe cierto nivel de “sobreventa” que podría favorecer un rebote en torno a los mínimos de ayer.

Hoy nos vamos a fijar en el nivel 14,90 del VIX, la pérdida de este nivel sería alcista para las bolsas.

Igualmente nos fijaremos en el 2.110 del S&P 500, su perforación sería un signo de debilidad.

La fe en los bancos centrales es lo que mantiene a los índice estadounidenses en una tendencia alcista intermedia.

Esta semana deberemos fijarnos en el CPI de los EE.UU. para ver como encaja este dato en el último discurso de Yellen.

El DAX sigue sin salir de su movimiento lateral. Si hoy no perforara los mínimos de ayer, 10.488, sería un signo de que podría subir a corto plazo y dirigirse a la parte superior del movimiento lateral, primera resistencia de los 10.700.

El IBEX se está moviendo entre 8.800 y 8.700. Si el IBEX respetase hoy los mínimos de ayer, sería más probable que intentase dirigirse a la zona de los 8.800. Y su superación nos avisaría de un nuevo tramo al alza con objetivo 9.100.

Banner-NEW-01

Compartir