Posted on

Madrid, martes 12 de abril de 2016

Comentario de J.L. Cava

La fortaleza del yen podría estar informándonos de que el dinero inteligente está realizando beneficios. Es probable que el parón que sufre ahora el sector de bienes de consumo básico, uno de los que más había subido, sea debido a esas realizaciones de beneficios.

Es probable que muchos inversores que financiaron sus compras en yenes las estén cancelando (vendiendo) ahora,  y comprando con los dólares obtenidos por la venta los yenes necesarios para devolver los préstamos solicitados.

Es probable que ya hayan salido la mayoría porque el “dólar/yen” ha llegado a una importante zona de soporte. Mientras su cotización se mantenga por encima de los mínimos de la semana pasada, consideraremos que esa oleada vendedora estará a punto de concluir.

Ahora bien, si, por el contrario, fuese perforado el soporte que representan los mínimos de la semana pasada del “dólar/yen”, muy probablemente las ventas de acciones se acelerarían.

Durante la sesión de ayer, el “dólar/yen” no perforó los mínimos de la semana pasada. Por lo tanto, en mi opinión, es probable que se produzca un rebote del dólar a corto plazo.

 

El S&P 500 tampoco pudo ayer con la resistencia de la zona 2.060.

Lo más probable es que siga moviéndose de forma “lateral-bajista” a la zona del 2.020.

El volumen negociado durante la sesión de ayer estuvo ligeramente por debajo de la media de 10 sesiones. No hubo una gran presión vendedora.

Gráfico diario del S&P 500 Contado

1111123

 

Las bolsas europeas se movieron al alza durante la sesión de ayer por la subida del precio del petróleo y la continuación del rebote del sector financiero.

El DAX superó la recta directriz bajista, también superó la resistencia de la zona 9.670 y se dirigió a la zona comprendida entre 9.750 -9.800, primera resistencia significativa.

Al llegar al 9.750 se giró a la baja y volvió al soporte de los 9.670.

Lo más probable es que el DAX intente un poco más adelante superar la resistencia de los 9.750-9.800. y de ese modo cerrar el hueco que dejó durante la bajada.

Mientras se mantenga por encima de 9.600 consideraremos que el escenario más probable será un movimiento al alza que cubra el hueco de la zona 9.750-9.800.

Ahora bien, sólo la superación de la resistencia de los 9.750-9.800 nos avisaría del desarrollo de un movimiento al alza hacia la zona de máximos.

Gráfico horario del DAX Xetra

1111121

Al rebotar los bancos, el IBEX también lo hizo.

Y se fue a la primera zona de resistencia significativa, 8.550. Al llegar a ese nivel se giró a la baja, al igual que lo hizo el DAX Xetra cuando llegó a su primera resistencia significativa.

Por lo tanto, vamos a considerar que estamos ante un simple rebote, nada más.

A muy corto plazo, lo más probable es que se dirija a la zona 8.450, resistencia superada ayer y que podría actuar ahora como soporte.

Mientras se mantenga por encima de 8.300, consideraremos como escenario más probable que intente superar el 8.550 para dirigirse a los 8.700.

La perforación del 8.300 sería un signo de debilidad.

Gráfico horario del IBEX 35

1111122

Banner-NEW-01

Compartir