Posted on

Madrid, lunes 9 de enero de 2017

Comentario de J.L. Cava

La tendencia del S&P 500 sigue siendo alcista. El cierre del viernes se produjo ligerísimamente por encima de los máximos previos del pasado 13 de diciembre, tras haber superado este nivel durante un breve período de tiempo.

La publicación de los datos de empleo favoreció la subida del viernes. Prácticamente coincidió con lo esperado.

Los indicadores de momento son alcistas y “sobrecomprados”, nada más.

La semana pasada se produjo una rotación sectorial: el sector tecnológico se mostró más fuerte que los valores de pequeña y mediana capitalización.

El S&P 500 y el NASDAQ Compuesto marcaron nuevos máximos, pero el Dow y el Rusell 2000 no lo consiguieron, por el momento.

Si, llegados a este punto, el S&P 500 no fuese capaz de superar los máximos del pasado mes de diciembre probablemente se producirá una reacción vendedora.

Da la sensación de que el S&P 500 está algo cansado y debería experimentar un retroceso del orden del 3-5% antes de continuar la senda alcista.

La tendencia del DAX Xetra es alcista, si bien, tras la subida del primer día de negociación del año, se ha movido lateralmente por debajo del 11.650. Mientras se mantenga por encima de 11.550, mantendremos una predisposición alcista.

La tendencia del IBEX sigue siendo alcista y mantendremos esta predisposición alcista a corto plazo en tanto en cuanto se mantenga por encima de 9.400.

 

 

Compartir