Posted on

Madrid, lunes 8 de agosto de 2016

Comentario de J.L. Cava

El viernes pasado, tras la publicación de unos datos de empleo mejores de lo esperado,  vimos como el S&P 500 subió con fuerza al igual que el dólar, mientras que las cotizaciones de los bonos, del sector de “utilities” y del sector de “Real Estate Investment Trusts” retrocedieron con decisión.

Este movimiento nos podría hacer pensar que el mercado está descontando un adelanto de la subida de tipos de interés. Ahora bien, sin embargo, llaman la atención dos hechos: primero, que el S&P 500 reaccionara con alzas a una expectativa de adelanto de la subida de tipos. Y segundo, que la parte corta de la curva de tipos no se haya movido al alza.

Por lo tanto, vamos a considerar como escenario más probable que el FED suba los tipos en diciembre.

El VIX retrocedió significativamente durante la sesión del viernes. Las líneas de “avance/descenso” subieron con decisión el viernes.

Los indicadores de momento están en zona de “sobrecompra” y el VIX en zona de “sobreventa”.

Hoy nos vamos a fijarnos en el comportamiento del S&P 500 para confirmar la fortaleza del S&P 500. Es decir, para comprobar si es capaz de mantenerse por encima de la parte superior de la zona de fluctuación en la que se encontró atrapado desde el 20 de julio hasta el 4 de agosto.

A corto plazo nos vamos a fijar en el 2.170, mantendremos una predisposición alcista a muy corto plazo.

En mi opinión y desde una perspectiva de medio plazo, el movimiento desplegado por el S&P  durante estas últimas semanas encaja perfectamente dentro de una tendencia alcista, por lo que deberíamos esperar que el S&P 500  siga subiendo.

La tendencia intermedia del S&P 500 seguirá siendo alcista en tanto en cuanto se mantenga por encima de 2.130.

Gráfico diario del S&P 500 Contado

Imagen1

Tras la caída experimentada durante los primeros días de la semana pasada, el DAX rebotó con claridad en la primera zona de soporte, 10.100. Por lo tanto, vamos a seguir manteniendo una predisposición alcista. Ahora lo que queda es superar la zona de los 10.475. La superación del 10.475 sería un signo claro de fortaleza.

Gráfico diario del DAX Xetra

Imagen2

 

El IBEX rebotó con fuerza al llegar al 8.230 es un signo de fuerza alcista. Por este motivo, vamos a considerar como escenario más probable que siga subiendo a corto plazo y que se encamine hacia la zona de los 8.700.

Gráfico diario del IBEX 35

Imagen3

 

Banner-NEW-01

Compartir