Posted on

Madrid, lunes 7 de noviembre de 2016

Comentario de J.L. Cava

Desde agosto hasta lo que llevamos de noviembre el S&P 500 ha estado cayendo con independencia de quien estuviera por encima en las encuestas.

La tendencia a corto plazo del S&P 500 es bajista puesto que el soporte de la zona 2.120 fue perforado, el índice VIX se encuentra en tendencia alcista y la estructura temporal de los futuros sobre el VIX presenta pendiente negativa.

A corto plazo, el miércoles, es posible que se produzca un movimiento brusco. Ahora bien, es preciso tener en cuenta que los inversores ya han ajustado gran parte de sus carteras ante el resultado incierto de las elecciones.

Han comprado masivamente opciones “put” y han optado por la liquidez. Es decir, el mercado ha descontado en gran medida el resultado electoral. Y se enfrenta a esa cita con los indicadores de momento en zona de “sobreventa”. Es decir, preparado para un importante rebote.

A corto plazo nos vamos a fijar en el 2.070. Es una zona de soporte y de no ser perforada podría favorecer un rebote brusco.

El DAX Xetra cayó con decisión el pasado viernes y se paró al llegar a la zona de soporte de los 10.200. Mientras que se mantenga por encima consideraremos que aún sigue atrapado en un movimiento lateral. La perforación del 10.180 acentuaría las presiones bajistas.

El IBEX perforó el soporte de la zona 8.900 y resulta muy probable que se dirija a la zona de los 8.600.

 

Banner-NEW-01

 

 

 

Compartir