Posted on

Madrid, lunes 28 de noviembre de 2016

Comentario de J.L. Cava

Los medios de comunicación y los mercados financieros se creen su propia propaganda. Antes de las elecciones presidenciales estadounidenses decían la bolsa caía porque la victoria de Trump sería una catástrofe. “La Bolsa quiere a Clinton”, nos decían.

Pues bien, ahora resulta que es todo lo contrario. Ahora nos dicen que Trump nos salvará, impulsará el gasto en infraestructuras y nos sacará de la recesión. Eso sí, no se preguntan cómo lo financiará, ni tan siquiera se plantean si estará de acuerdo el Tea Party con sus medidas. Y llegan a la conclusión de todo ello sin conocer a todos los miembros del equipo de gobierno de Trump.

Los medios de comunicación y los mercados financieros no prestan atención a estas preguntas. Ahora todo vale. el optimismo lo domina todo.

El Russell 2000 lleva 15 días consecutivos subiendo y se ha revalorizado un 16%. Todos los índices de base más amplia han hecho nuevos máximos. Y el VIX ha retrocedido a la zona de mínimos.

¿Alguien se ha preguntado qué parte ya han descontado los mercados del desconocido programa de Trump? Si ahora resulta que el plan de Trump no cumple las expectativas asistiremos a retrocesos.

El dólar ha alcanzado el nivel más alto de la última década y todo el mundo se está preguntado hasta dónde podrá subir.

Esta semana se publicarán los datos de empleo y los participantes en el mercado los esperan con expectación. Estos datos podrían influir en la marcha del dólar a muy corto plazo. A más plazo, la evolución del dólar dependerá fundamentalmente de lo que haga el FED.

En mi opinión, lo más probable es que el próximo 2017 suba los tipos de interés tres veces. Por el momento, los mercados atribuyen una probabilidad del 65% a una subida en el mes de junio.

Los tipos de interés están reaccionando a varios factores:

– Las medidas que pueda adoptar el nuevo presidente pueden acelerar la inflación.

-El aumento de los gravámenes a los productos importados

-La deportación de trabajadores podría incrementar los salarios

-La transición desde el Obamacare, podría incrementar los costes sanitarios

-Las perspectivas de un aumento del gasto público y del déficit hacen suponer un avalancha de emisiones de bonos.

– Ventas masivas del Banco Central de China para compensar las pérdidas por la depreciación del yuan frente al dólar, y compensar la salida de flujos.

imagen1

Tal y como podemos ver en el gráfico que recogemos a continuación y tenemos en cuenta el movimiento en el Globex desde el día de la celebración de las elecciones, el S&P 500 ha subido en 15 días desde el 2.028 hasta el 2.213, casi un 10%.

El S&P 500 ha superado los máximos del pasado mes de agosto, 2.194. Por lo tanto, podemos decir que ha superado la resistencia.

En mi opinión, la subida ha sido por cancelación de posiciones cortas con la excusa de los planes económicos de Trump.

Los indicadores de momento están “sobrecomprados”. Por eso es probable que se produzca una parada a corto plazo. Una simple parada.

Nos vamos a fijar en el soporte de la zona 2.185-2.190. Mientras el S&P 500 se mantenga por encima de esa zona, consideraremos que la tendencia de corto plazo sigue siendo alcista.

Gráfico diario del S&P 500 Contado

sp500

El DAX sigue moviéndose lateralmente por debajo de la resistencia situada en torno a 10.800/10.830. Tal y como podemos ver en el gráfico que se recoge a continuación, el primer soporte se encuentra en 10.595.

Gráfico diario del DAX Xetra

dax

El IBEX se mueve lateralmente por encima de la zona de soporte, 8.540. La primera resistencia significativa se encuentra en torno a 8.800.

Gráfico diario del IBEX

ibex

 

Banner-NEW-01

Compartir