Posted on

Madrid, lunes 28 de marzo de 2016

Comentario de J.L. Cava

Hoy vamos a fijarnos en el ETF del sector de la Energía (XLE) porque este sector ha sido uno de los motores que ha impulsado el tramo al alza desplegado por el S&P 500.

Concretamente queremos valorar la posibilidad de que siga subiendo.

Si nos fijamos en el gráfico que recogemos a continuación, podemos observar que el ETF se ha parado justo en una zona significativa, la que representa un retroceso del 61,8% del último tramo a la baja. Me refiero a la zona comprendida entre 64 y 65.

Además es preciso tener en cuenta que por esa zona pasa la media de 200 sesiones, lo que hace que esa zona de resistencia sea más significativa.

Pues bien, precisamente al llegar a ella el pasado miércoles se produjo un brusco retroceso. Es un signo de debilidad a corto plazo.

Los especuladores más agresivos han deshecho posiciones largas. Ahora, en mi opinión, lo más probable es que retroceda hasta la zona de los 58,5, antigua resistencia convertida ahora en soporte.

Si los 58,5 fuesen perforados, ya sería más probable la vuelta a la zona de mínimos.

Desde un punto de vista fundamental, a las cotizaciones actuales el ETF del sector de la Energía está cotizando con un PER cercano a las 70 veces, frente a los 18-20 que puede estar cotizando el S&P 500. Es decir, está muy caro.

Sector en tendencia bajista, caro y en zona de resistencia, es lógico que se produjera el miércoles una violenta oleada vendedora.

Por si fuera poco, las empresas que integran el ETF del sector se encuentran endeudadas y seguramente tienen muy difícil acceso al crédito.

La debilidad mostrada por el ETF del sector de la energía fue la razón por la que el S&P 500 empezó a mostrarse débil el jueves de la semana pasada. Es evidente que se aprecia cansancio en el comportamiento del S&P 500, como revela su incapacidad para llegar a la parte superior del canal alcista. Esto es debido probablemente a que uno de los sectores que ha liderado la subida empieza a flaquear.

El VIX subió pero, en mi opinión, se trata de una simple corrección al alza tras el último tramo a la baja. En este sentido observo que el UVXY (Proshares Ultra Vix  Short-Term) puede estar anticipando un rebote, lo que sería bajista para las bolsas. Perforó el soporte de la zona de 24 pero no se desplomó. Nuestro sistema automático de especulación desencadenó una señal de compra especulativa para aprovechar el rebote.

Por lo tanto, vamos a considerar como escenario más probable que el S&P 500 siga cayendo a corto plazo. Por el momento, vamos a considerarlo como una mera corrección de la subida previa, que se corresponderá con un descenso del ETF del sector de la energía a la zona de los 58,5.

Gráfico diario del ETF de Energía (XLF)

1111121

Es indudable que el S&P 500 está perdiendo fuerza, pero si nos fijamos en el gráfico semanal del S&P 500, observamos que se encuentra en un gran movimiento lateral entre 1.800 y 2.130.

Gráfico semanal del S&P 500 Contado

1111125

Este es el escenario que, en mi opinión, es más probable. Es decir, que el S&P 500 se mueva en un amplísimo movimiento lateral durante bastante tiempo.

El S&P 500 se encuentra cotizando a un PER del orden 18-20 veces. No está barato. Más bien es carito. Por lo tanto, es improbable que se inicie una nueva tendencia alcista, máxime cuando las nuevas inyecciones de liquidez por parte de los bancos centrales prácticamente ya han sido descartadas. Y cada día que pasa resulta más probable que el FED suba los tipos de interés.

Por lo que hace referencia al petróleo “crude oil” , resulta muy probable que tras el rebote se mueva lateralmente entre los 40 y 26 dólares.

Por otro lado, nos encontramos con que las empresas que tienen liquidez siguen con sus planes de recompra de acciones. Por lo tanto, es difícil que se perforen los mínimos de la zona 1.810.

Por lo tanto, en el peor de los casos, el S&P 500 puede experimentar caídas bruscas pero no es probable que se inicie una tendencia bajista.

Veamos el gráfico diario.

El jueves pasado pudimos comprobar como el S&P 500 se recuperó con claridad desde la zona de mínimos. Aunque, yo creo que se produjo una realizaciones de beneficios en muchos valores. Las líneas de “avance/descenso” subieron discretamente.

El volumen negociado fue bajo, propio de las fechas en las que nos encontramos.

Los alcistas siguen manteniendo a corto plazo el control del S&P 500. Ahora bien, teniendo en cuenta el elevado nivel de “sobrecompra”, creo que lo más probable es que el S&P 500 caiga a corto plazo.

La recta directriz alcista pasará hoy por las cercanías de los mínimos del jueves, 2.022. Mientras el S&P 500 se mantenga por encima, lo más probable es que intente dirigirse a la zona de los 2.080.

Por el contrario, la perforación del 2.020 abriría el camino hacia el 1.960. Teniendo en cuenta lo que he dicho anteriormente en relación con el ETF del sector de la energía y el VIX, debemos considerar como escenario más probable la perforación del 2.022.

Gráfico diario del S&P 500 Contado

1111126

Tal y como podemos ver en el gráfico del IBEX que recogemos a continuación, sigue su camino hacia el soporte de la zona 8.700.

El retroceso canaliza muy bien, parece que se trata de un retroceso muy controlado. Y liderado por los bancos.

Mientras el IBEX se mantenga por encima de la zona de los 8.700 mantendremos una predisposición alcista. Ahora bien, la perforación del 8.700 sería un claro signo de debilidad.

Gráfico horario del IBEX 35

1211121

El DAX sigue atrapado en un movimiento lateral por debajo de la resistencia de la zona 10.100. El jueves terminó ligeramente por encima de la recta directriz alcista, que pasa por la zona 9.800. Esta zona de soporte se extiende hasta los 9.740.

Mientras el DAX se mantenga por encima de la zona comprendida entre 9.800-9.740, mantendremos una predisposición alcista.

Ahora bien, la perforación del 9.740 abriría el camino hacia el siguiente soporte situado en la zona de los 9.500

Gráfico horario del DAX Xetra

1111126

 

 

Banner-NEW-01

 

  Comentario de Enrique Santos.- Tras once sesiones intentando alejarse de los máximos del pasado día 10, parece que por fín ha llegado la hora de dar por terminada la corrección iniciada el 11/Feb.

La larga y complicada onda cuatro de la que según  nuestro mejor recuento es la onda c de la pauta plana que el Eurostoxx 50 está desplegando desde comienzos de agosto del año pasado y cuyo primer objetivo hemos situado en torno a los 2737 puntos.

Los bajistas dominan la tendencia en el medio plazo (gráficos semanales), pero los alcistas siguen controlando a una mayor proporción de los componentes del Eurostoxx en el largo plazo (38/50).

Veremos a ver el grado de deterioro de esta tendencia de largo plazo al final de esta onda c, que probablemente veamos desplegarse en las próximas sesiones. El nivel clave está en 2612.

Eurostoxx 50 contado. Gráfico diario. MACD

EU5020160328D

 

Eurostoxx 50 contado. Gráfico horario

EU5020160328H

 

Compartir