Posted on

Madrid, lunes 23 de enero de 2017

Comentario de J.L. Cava

No hay novedades. El S&P 500 va a ninguna parte.

El rango de fluctuación se extiende entre 2.280 y 2.250.

El VIX sigue bajo. Y la curva de futuros sobre el VIX sigue manteniendo una pendiente positiva.

Es cierto que la situación de los indicadores de momento se ha deteriorada pero nada más.  Mientras no se perforen los niveles de soporte deberíamos considerar como escenario más probable la continuación de la tendencia alcista.

Durante la semana pasada me ha llamado la atención que se ha producido un notable incremento del volumen de compra de opciones de venta, aunque el S&P 500 se ha movido lateralmente por encima de 2.250. Y también que Goldman Sachs retrocedió perforando la primera zona de soporte. Es significativo porque los bancos han liderado el movimiento al alza de las bolsas y si ahora fallan, los índices se resentirían.

La perforación del 2.250 abriría el camino hacia el 2.200.

Se aprecia cierto cansancio en el S&P 500, y la incapacidad de superar la zona de máximos me hace pensar que lo más probable es que finalmente termine por perforar el soporte. Ahora bien, hasta que no se confirme la perforación del soporte seguiremos “neutrales-alcistas”.

El DAX se mueve entre 11.700 y 11.400.

Y el IBEX tiene una zona de soporte en la zona 9.300-9.260. Mientras se mantenga por encima, consideraremos que la tendencia alcista sigue en vigor con un objetivo próximo a la zona de los 10.000. Los valores que podrían liderar la subida son Caixabank y Santander.

Por el contrario, la perforación del 9.260 abriría el camino hacia el soporte de la zona 9.100.

Compartir