Posted on

Madrid, lunes 21 de noviembre de 2016

El origen de la palabra “yuan” se remonta al uso en China de la moneda de plata española Real de a Ocho. Era utilizada por los comerciantes europeos y así llegó a China y se llamaba yuan. Los reales de a 8 españoles fueron a menudo estampados con caracteres chinos, que indicaban que se trataba de monedas originales.

El famoso Galeón de Manila llevaba la moneda acuñada en Méjico al sudeste asiático.

El real de a ocho se llamaba peso en español y dólar en inglés y por eso yuan es la traducción al chino de dólar. Una moneda de plata española de un peso era el equivalente a ocho reales y por eso se llamaba real de a ocho.

El Real de a Ocho de plata acuñado por el imperio español desde 1497 fue la primera moneda de reserva mundial. Durante ¡¡tres siglos!! fue referencia obligada en el comercio mundial.

El Real de a Ocho sirvió de base monetaria al comercio internacional hasta que las divisas europeas, respaldadas por el patrón oro, pusieron fin a esa tradición.

Cuando las monedas acuñadas en Méjico llegaron a Europa se compararon con las grandes monedas de plata que acuñaba Austria: el thaler (tálero). No obstante su fama en Europa, el tálero austriaco no tenía la difusión del Real de a Ocho a nivel mundial, pero su nombre en francés y en inglés (thaller y daller), sirvieron para que en EE.UU. el Real de a Ocho recibiera el nombre de Spanish daller, del cual derivó posteriormente la denominación Spanish dollar, reducido luego a simplemente dólar.

El Real de a Ocho de plata acuñado por el imperio español desde 1497 fue la primera moneda de reserva mundial. Durante ¡¡tres siglos!! fue referencia obligada en el comercio mundial.

El Real de a Ocho sirvió de base monetaria al comercio internacional hasta que las divisas europeas, respaldadas por el patrón oro, pusieron fin a esa tradición.

El Real de a Ocho fue la primera moneda de curso legal que circuló en los Estados Unidos, y lo hizo hasta 1857.

Mientras circuló en Estados Unidos el Real de a Ocho valía lo mismo que un dólar.

Las monedas tenían un valor de ocho reales. Por ese motivo, el precio de las acciones en el mercado de valores de los Estados Unidos estuvieron denominadas en octavos de dólar hasta el 24 de junio de 1997.

Información obtenida de “https://es.wikipedia.org/wiki/Real_de_a_8”

 

Según la Regla de Taylor, el tipo de interés de los fondos federales debería estar en el 3%

¡¡¡¿Dónde está la liquidez en el mercado de bonos estadounidense?!!!

La caída en la liquidez de los bonos estadounidenses durante las dos últimas semanas ha sido la más severa desde el Brexit

Se está limitando la transparencia del mercado por las operaciones internas de las grandes gestoras

La depreciación del yuan renmimbi revela un repentino agotamiento de la liquidez en algunos países emergentes asiáticos

Las perspectivas de los emergentes se han deteriorado notablemente desde el 8 de noviembre

Todavía es pronto para saber lo que hará la Administración Trump

Rusia se verá menos afectada por su menor exposición comercial a los EE.UU.

A pesar de que Trump era la “madre de las incertidumbres”, el Dow Jones, el Russell 2000, el Midcap 400, y el Value Line Composite ya han conseguido marcar nuevos máximos

                              El déficit comercial estadounidense limitará la apreciación del dólar

 

Comentario de J.L. Cava

Los índices estadounidenses cerraron ligeramente a la baja el viernes. Tanto el jueves como el viernes se apreció una pérdida de momento, como si los indices estuviesen algo exhaustos, con los indicadores de momento ya en zona de “sobrecompra”.

El S&P 500 subió desde los 2.028 hasta los 2.185 en los últimos diez días de noviembre.

La verdad es que me llama la atención este optimismo reinante, cuando hace diez días sólo pensar que Trump podría poner en marcha sus ideas aterraba a los analistas.

Es obvio que el mercado ha descontado una subida de tipos en diciembre, pero la cuestión es cuántas habrá en 2017.

Lo lógico será que el FED espere a ver que la inflación se sitúa ampliamente por encima del 2% antes de acelerar el proceso de subida de tipos de interés.

Ahora mismo, según las cotizaciones de los futuros sobre las notas a 10 años y los TIPS, el mercado está descontado una inflación esperada de 197 puntos. Es decir, no está claramente por encima del 2%, luego no podemos deducir que el FED se vaya a lanzar a subir los tipos de interés cuando Europa y Japón crecen a un ritmo bajo.

El yuan chino hizo un mínimo de 8 años. El fuerte descenso experimentado por el yuan frente al dólar estará induciendo una salida de flujos desde la moneda china al dólar para evitar tan importantes descensos de valor. Por eso deberíamos considerar como escenario más probable que el Banco Central de China esté a punto de salir al mercado ofreciendo dólares. Un primer amago se produjo en las sesiones del jueves y viernes.

Dicho lo anterior, debemos considerar que lo más probable es que el crecimiento económico de China siga debilitándose y, sin perjuicio de que a corto plazo el Banco Central de China pueda frenar el descenso, deberíamos considerar como escenario más probable que el yuan siga depreciándose.

Es probable que el Banco Central de China no haya intervenido todavía porque el fortalecimiento del dólar se ha producido contra todas las divisas. Y habrán considerado que es tendencial y no se debe ir contra la tendencia. Ahora bien, los chinos están sacando el dinero de China y en algún momento el Banco Central intervendrá para frenar esa salida de fondos.

El índice de indicadores adelantados del mes de octubre de los EE.UU. subió un 0,1%, de acuerdo con lo esperado.

El S&P 500 se encuentra de nuevo en la zona de máximos. El nivel clave a considerar es la zona 2.190-2.195. La superación de este nivel sería alcista, pero si el S&P 500 no fuese capaz de superarlo muy probablemente experimentaría una corrección.

El Dow Jones, el Russell 2000, el Midcap 400, y el Value Line Composite ya han conseguido marcar nuevos máximos. Por eso sería necesario que el S&P 500 superase el 2.195 a nivel de precio dos días consecutivos para confirmar ese movimiento al alza.

El VIX ha vuelto a la zona de soporte, lo que nos indica una situación de “sobrecompra”. Ahora bien, el S&P 500 puede seguir subiendo aunque el VIX se encuentre en zona de soporte. No obstante, lo más probable es que el S&P 500 continúe con el retroceso iniciado durante la sesión del viernes. En este sentido es preciso tener en cuenta que el primer soporte se encuentra en torno a 2.155.

El IBEX respetó el viernes el soporte de los 8.550. Si tenemos en cuenta que el S&P 500 perdió fuerza alcista durante la sesión del viernes, debemos considerar que lo más probable es que el IBEX perfore los mínimos de la semana pasada. La pérdida de este nivel acentuaría las presiones bajistas y abriría el camino hacia el siguiente soporte, 8.350.

Por lo que hace referencia al DAX, durante la semana pasada fue incapaz de superar el 10.800. Es probable que a corto plazo retroceda y se dirija a la zona de soporte más próxima, 10.500-10.550.

 

Banner-NEW-01

 

Compartir