Posted on

Madrid, lunes 21 de abril de 2014

 

El rebote del NASDAQ 100 estabiliza las bolsas

Comentario de J.L. Cava

Las bolsas rebotaron durante la semana pasada apoyándose en un elevado grado de “sobreventa”. Nosotros creemos que el pasado numerosos sistema de especulación desencadenaron órdenes de compra para aprovechar el rebote y es probable que estén a punto de saltar las ventas.

Desde los mínimos de los 1.814, el S&P 500 ha rebotado hasta llegar a la resistencia situada en 1.872. Esta zona tiene un significado mayor porque es un nivel que representa aproximadamente el 61,8% del tramo a la baja que fue desde los máximos, 1.897, hasta los mínimos, 1.814.

El volumen negociado durante la semana pasada estuvo por debajo de la media de 10. Es un hecho que resta un poco de confianza en la fuerte subida de la semana pasada.

El VIX volvió a retroceder por debajo de 16.

La pregunta que todos nos estamos haciendo es si ya ha desparecido el peligro o se ha reducido significativamente la probabilidad de que el S&P 500 se dirija a la zona de los 1.735-1.750, tras la superación durante la semana pasada del 1.840. 

Es indudable que la superación de forma rápida y violenta del antiguo soporte de los 1.840, nos debe hacer pensar que el S&P 500 ha vuelto al rango en el que se está moviendo antes de perforar el 1.840. Es decir, debemos considerar como escenario más probable un movimeinto lateral entre 1.880 y 1.840.

A pesar de ello, nosotros creemos que por las divergencias bajistas de los indicadores de momento, lo más probable es que el mercado termine por dirigirse a la zona de los 1.735-1.750. En este sentido,  creemos que durante la semana pasada hemos asistido a un rebote apoyado en el elevado grado de “sobreventa”, nada más. Por lo tanto, creemos que si los bajistas son fuertes, deberían intentar volver a tomar el control en los primeros días de la semana.

Ahora bien, en el muy corto plazo, nos vamos a fijar en el 1.872. Es una resistencia significativa que, de ser superado, abriría el camino hacia la zona de máximos y confirmaría el movimiento lateral.

Los resultados publicados hasta ahora han sido algo mejores de lo esperado, pero faltan todavía varias sociedades de gran capitalización por publicar sus resultados. 

Las bolsas no están reaccionando ante los acontecimientos en Ucrania.

Gráfico diario del S&P 500 Contado

1111121Echemos un vistazo al gráfico del NASDAQ 100.

Si antes decíamos que el rebote del S&P 500 se ha producido con un volumen diario inferior a la media de 10 días, en el caso del NASDAQ 100 el volumen diario con el que ha rebotado ha sido mucho más bajo, hecho que le resta fiabilidad.

Si volvemos a fijarnos en el gráfico, el rebote del NASDAQ 100 se ha producido al llegar a la zona de los 3.400, importante nivel de soporte que ha funcionado desde mediados de diciembre de 2013.

Además, es precisamente por ahí por donde pasa la media de 200 sesiones.

Por lo tanto, si tenemos en cuenta el elevado grado de “sobreventa” de los indicadores de momento y la proximidad del soporte, debemos considerar como escenario más probable que hemos asistido a un típico rebote, y además con volumen negociado bajo.

A corto plazo, vamos a tener en cuenta el nivel de los 3.570. Si el NASDAQ 100 superase ese nivel, consideraremos que el soporte de la zona 3.400 habría vuelto a funcionar y que el NASDAQ 100 muy probablemente se movería de forma lateral en lugar de continuar con su tendencia bajista de corto plazo.

El rebote del Russell 200 también fue bastante tibio.

 

Gráfico diario del NASDAQ 100

1111122El IBEX también ha rebotado, aunque lo ha hecho en menor medida que el S&P 500.

Esta semana nos vamos a fijar en la línea de cuello de la figura de “H-C-H” y lo vamos a tomar como nivel de resistencia significativo. Nos referimos a la zona 10.350-10.380. Mientra el IBEX se mantenga por debajo consideraremos que lo más probable es una vuelta a la zona de mínimos.

A muy corto plazo, es obvio que nos encontramos en un movimiento “lateral-alcista”. 

Si el IBEX no fuese capaz la resistencia de los 10.350-10.380, consideraremos que estamos asistiendo a un simple rebote y que lo más probable es que vuelva a desplegar un tramo a la baja.

La perforación del 10.150 lo consideraríamos como un signo claro de debilidad.

El BBVA está débil. El Santander, que es el más fuerte, ha retrocedido, al igual que el S&P 500, el 61,8% del tramo a la baja previo. Si ahora fuese capaz de superar los máximos de la semana pasada, probablemente intentaría dirigirse de nuevo a la zona de máximos. Si, por el contrario, fuese incapaz de hacerlo, muy probablemente volvería  la zona de mínimos.

 

Gráfico horario del IBEX 35

1111123

Compartir