Posted on

Madrid, lunes 20 de marzo de 2017

Comentario de J.L. Cava

El volumen de posiciones cortas en notas a 10 y 5 años ha alcanzado niveles históricamente elevados. Mientras esto sucede, nos encontramos con que la cantidad de bonos disponibles, tras las compras de los bancos centrales, puede ser muy limitada. Podemos decir que hay escasez.

Las tenencias de bonos con un vencimiento superior a un año por parte del Fed junto con los poseidos por entidades extranjeras superan el 80 por ciento de los bonos del Tesoro negociables en circulación.

Si tenemos en cuenta sólo los bonos poseídos por el Banco de la Reserva Federal  y por el resto de los bancos centrales, nos encontramos con que ellos solitos poseen el 65 por ciento de los vencimientos de más de un año. Por lo tanto, casi 2/3 de los bonos negociables de más de 1 año están en manos de entidades que no son sensibles a las fuerzas del mercado.

 

Por si fuera poco, el pasado 15 de marzo concluyó el plazo dado para la suspensión del techo de deuda, y el Tesoro de los EE.UU. tiene unos niveles de liquidez mínimos tras las devoluciones del IRPF norteamericano. La falta de liquidez es de tal magnitud que Apple tiene más liquidez que el Tesoro de los EE.UU.

 

No tiene mucho sentido que el FED suba los tipos y la rentabilid de los bonos caiga y que el dólar se deprecie con fuerza.

 

La tendencia del S&P 500 sigue siendo alcista. Y lo seguirá siendo en tanto en cuanto el S&P 500 se mantenga por encima de 2.350 y el VIX por debajo de 13.

El viernes fue el día de expiración de los contratos de futuros y opciones. Tras el vencimiento, es probable que el S&P 500 experimente un descenso.

En este sentido es preciso tener en cuenta el giro a la baja que experimentó el S&P 500 a eso de las 19h 15m cuando alcanzó el 2.384.

Por ese motivo, nos vamos a fijar en el 2.376. Esta zona es la primera zona de soporte. En mi opinión, lo más probale es que la perfore y que se dirija al 2.350.

El “dólar/yen” ha presentado una gran debilidad. Es más, se ha situado por debajo de la media de 50 sesiones. El índex dólar ha descendenado una señal para abrir posiciones cortas en los sistemas de especulación.

Lo más probable es que el “dólar/yen” sia cayendo a corto plazo, a la zona de los 111,5 como mínimo, y se active el “yen carry trade”.

Esta debilidad del “dólar/yen” muy probablemente nos esta anticipando debilidad en las bolsas. Es probable que las bolsas hayan ido algo retrasadas respecto al “dólar/yen” por la expiración de los contratos. Una vez que se ha producido el vencimiento, es probable que las bolsas sigan el camino de la relación “dólar/yen”.

Además, es preciso tener en cuenta que el Russell 2000 y el sector de bancos se han mostrado menos fuertes que el S&P 500

Es probable que la rentabiidad de los notas a 10 años, tras el giro a la baja al llegar a 2.64, se dirija a la zona de los 2,10%.

Yo creo que el Trump rally se debió a la cancelación de la enorme cantidad de posiciones cortas y a la debilidad del yen, si ahora el yen se fortalece y con la expiración de los contratos de futuros y opciones la gente ha cubierto ya sus posiciones, deberíamos considerar como escenario más probable que las bolsas retrocedan.

El DAX se paró al llegar al 12.100. Nos vamos a fijar hoy en el 12.060. Si perdiera ese nivel muy probablemente se encaminaría a la zona de los 11.900. Sólo la perforación del 11.900 nos avisaría de la conclusión del tramo al alza y el inicio de una fase correctiva.

La subida de Telefónica y los Bancos impulsaron al IBEX a la zona de resistencia de los 10.250. De superar esta zona muy probablemente se dirigiría hacia los 10.500.

El primer soporte vamos a situarlo en torno a los 10.210. Mientras el IBEX se mantenga por encima de 10.210, seguiremos pensando que lo más probable es que continúe su movimiento al alza hasta la zona de los 10.500.

Compartir