Posted on

Madrid, lunes 18 de julio de 2016

Comentario de J.L. Cava

¿La superación de la resistencia del 2.135 es tan fiable como parece ser?

¿Cuánto tiempo seguirá subiendo el S&P 500?

 

A nivel de cierre semanal el S&P 500 consiguió el pasado viernes mantenerse por encima de la antigua resistencia de los 2.135. Aunque es sólo un cierre semanal y resultaría más fiable la superación de tan imporante resistencia si el S&P 500 fuese capaz de mantenerse por encima de 2.135 durante varios cierres semanales, en mi opinión, podemos concluir que se ha confirmado la superación de dicha resistencia.

Es cierto que nos encontramos ante un mercado alcista bastante maduro, pues comenzó en el año 2009, y este hecho produce cierta desconfianza, máxime si tenemos en cuenta que el S&P 500 está cotizando en la parte alta de su banda de valoración. Ahora bien, lo más importante es que las fuerzas que lo han impulsado, las políticas monetarias de los bancos centrales, siguen vigentes. Los tipos de interés negativos parece que van a estar mucho tiempo con nosotros a la vista de la experiencia japonesa.

Además, cuanto peor esté la situación económica más tiempo tardarán los bancos centrales en retirar los apoyos monetarios.

El S&P 500 superó el 2.135 apoyándose en los sectores tecnológico (XLK), industrial (XLI), consumo básico (XLP) y  “Utilities” (XLU), que tambien han superado sus máximos de 2015.

El sector de la energía no presenta una gran fuerza al alza, pero su tendencia es alcista. Y puede contribuir a que el S&P 500 siga subiendo.

A nivel mundial, bolsas más débiles, como la española o la alemana, parecen haber concluido sus fases correctivas e iniciado un nuevo tramo al alza. Los índices de bolsas como la de Australia, Hong Kong, Corea del Sur, e incluso la de Turquía antes del intento de golpe de estado del pasado viernes.

No sé cuanto tiempo puede estar subiendo el S&P 500, pero lo que en mi opinión está claro es que se ha generado una señal de compra.

Los indicadores de momento del S&P 500 siguen alcistas y en zona de “sobrecompra”. Es lógico, cuando se supera una resistencia los indicadores de momento entran de lleno en zona de “sobrecompra”, y ese hecho, por si solo, no es una señal de venta.

Los indicadores de momentos de muy corto plazo están muy “sobrecomprados” y, por lo tanto, podría producirse un descenso a muy corto plazo. El viernes vimos como el S&P 500 inició un movimiento lateral, con un volumen negociado inferior a la media de 10 sesiones y las líneas de “avance/descenso” descendieron ligeramente.

Ahora, ante cualquier descenso, la zona de resistencia 2.135-2.125 debería comportarse como un soporte fuerte para que siguiéramos confiando en que el S&P500 continúa dentro de una tendencia alcista intermedia.

Debemos dejar constancia de que este tramo al alza se ha producido con un volumen relativamente bajo.

Desde un punto de vista fundamental, debemos tener en cuenta que el S&P500 está cotizando con un PER alto y que las bolsas están subiendo gracias a las politicas monetarias expansivas de los bancos centrales.

En mi opinión, resulta muy probable que el S&P 500 esté desplegando la última onda al alza antes de una gran corrección. Ahora bien, antes de esa corrección creo que lo más probable es que el S&P 500 se dirija al 2.350.

La semana pasada hemos visto como la cotización de los bonos retrocedió con decisión tras haber marcado un máximo. Es probable que se haya formado una importante resistencia (un techo) y se haya iniciado una fase correctiva.

El “euro/dólar” perforó el soporte de los 1,105 y ahora la resistencia se encuentra en la zona de los 1,109.Mientras se mantenga por debajo de esa referencia, consideraremos como escenario más probable que el “euro/dólar” se encamine hacia el siguiente soporte, zona de los 1,10.

La relación “dolar/yen” se paró al llegar a la zona de los 106,4 y ha iniciado un retroceso (movimiento lateral) que lo puede llevar a la zona de los 103,80.

El oro está consolidando tras su último tramo al alza. El soporte de la zona 1.330 ha funcionado.  Y es probable que ahora se mueva entre 1.330 y 1.355.

Está más fuerte el ETF SPDR Metals & Mining (XME) que la materia prima oro. Este ETF mantiene acciones de empresas de los siguientes sectores: acero, metales preciosos, oro, aluminio, etc.

El XME se encuentra en una clara tendencia alcista de corto plazo.

Por lo que hace referencia al petróleo (“crude oil”), lo más importante es que durante la presente fase correctiva ha respetado el soporte de la zona 44.

El DAX Xetra sigue dentro de un tendencia al alza de corto plazo, si bien inició un movimiento lateral al llegar a la zona de los 10.100. Mientras se mantenga por encima de 9.960, mantendremos una predisposición alcista a corto plazo.

El IBEX se paró al llegar al 8.600. La superación del a zona 8.600-8.650 sería un claro signo de fuerza y abriría el camino hacia la siguiente zona de resistencia, 9.000.

Mientras se mantenga por encima de 8.450, consideraré que lo más probable sería la continuidad del movimiento al alza.

En el caso de que el 8.450 fuese perforado, lo más probable sería en mi opinión un movimiento hacia la zona de los 8.300

Banner-NEW-01

Compartir